Con terror y violencia en el Campín, barras bravas opacaron regreso del fútbol en Bogotá

El regreso del fútbol al estadio el Campin de Bogotá, que tomó cerca de 513 días por la pandemia del COVID-19, quedó marcado por el terror y violencia que generaron las barras bravas de Atlético Nacional y Santafé que protagonizaron una batalla campal y opacaron el espectáculo deportivo.

Lo fiesta del fútbol que inició con toda la parafernalia poco a poco se fue transformando en una película de terror luego que los hinchas del equipo antioqueño invadieran la tribuna norte del Estadio que esta noche tenía público familiar, incluido niños que fueron a disfrutar el partido.

Más temprano la Alcaldesa Mayor de Bogotá, Claudia López, fue la encargada de hacer el “saque de honor” del partido que enfrentaba al local Santa Fe y a Atlético Nacional por la cuarta fecha de la Liga Betplay.

“Felicidad es volver al estadio el campin a disfrutar del fútbol y la hinchada”, había escrito la alcaldesa en un trino acompañado de una foto suya desde el Campín.

Tras conocerse los lamentables hechos de esta noche, la mandataria que ya había abandonado el estadio al momento de los desmanes, se pronunció anunciado que respaldará cualquier decisión de la Dimayor contra los equipos cuyas barras bravas empañaron el regreso del fútbol con público a la capital del país.

Salir de la versión móvil