Claudia López cambia de estrategia y anuncia ambicioso plan para enfrentar el paro

La alcaldesa de Bogotá, Claudia López, reapareció este lunes 24 de mayo tras dos semanas de ausencia por COVID-19, con grandes anuncios para la ciudad en torno a la pandemia y a la crisis social que se vive por cuenta del paro nacional que ya completa un mes.

Anuncios

“Vamos a cambiar las prioridades del presupuesto de Bogotá. Vamos a cambiar la destinación de dos billones de pesos del presupuesto para destinarlo a un programa de educación y empleo de emergencia para jóvenes y mujeres, de renta básica para todas las familias en pobreza extrema, de atención humanitaria para que nadie pase hambre”, explicó la Alcaldesa Mayor.

Agregó que aumentarán de 20.000 a 50.000 los cupos de educación superior pertinente y gratuita para los jóvenes, y se invertirá más en sectores que generan alto empleo en Bogotá como la construcción de vivienda, vías locales, parques y también en sectores como telecomunicaciones y marketing digital.

Anunció que ese plan de cambio de prioridades y de rescate social, se presentará este martes ante el Concejo de Bogotá y se le solicitará sesiones extras para que se apruebe y se pueda ejecutar pronto.

Denuncias por violaciones a los DD.HH

Al referirse explícitamente a la protesta social que se lleva a cabo desde hace 25 días en Bogotá y en diferentes partes del país, aseguró que el próximo miércoles se entregará a la Oficina de la Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos “las denuncias y evidencias que hemos recopilado sobre violaciones a los Derechos Humanos durante el paro en Bogotá”.

“Le pediremos su asistencia para que una misión independiente nos ayude a establecer los hechos, y los canales de reparación y garantías de no repetición. Le agradezco a Human Rights Watch y a su director para las Américas, José Miguel Vivanco, que apoyará a la misión independiente en esta tarea”, indicó la mandataria de los capitalinos quien ofreció “perdón sin atenuantes a las familias y a los jóvenes agredidos por los abusos cometidos contra su legítima movilización”.

En el mismo sentido, agradeció a las universidades públicas y privadas de Bogotá, a la Iglesia y al Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo por haber aceptado ser convocantes, organizadores y garantes de una plataforma de diálogo virtual y presencial para los jóvenes de Bogotá.

A través de este mecanismo, los jóvenes podrán “construir con autonomía, con independencia y con apoyo metodológico sus propuestas, agendas y canales de interlocución para que sean, no solo escuchados, sino para que sus propuestas sean debida y prontamente tramitadas por las diferentes instancias a las que les corresponda”.

Reactivación y vacunación de maestros

Con respecto a la reactivación económica, anuncio que “aunque la pandemia no se ha acabado y debemos mantener los mayores niveles de autocuidado y protocolos de bioseguridad”, todos los sectores de la economía se reactivarán a partir del 8 de junio.

Igualmente, aseguró que a partir de mañana empezará la vacunación de todos los profesores de los colegios y jardines públicos de la ciudad para que los niños, niñas y jóvenes puedan volver a estudiar, y sus padres volver a trabajar.

“El jueves presentaremos en detalle los protocolos de bioseguridad, ventilación y cuidado con los que reactivaremos la economía bogotana. El tejido empresarial y comercial es la fuerza más poderosa de inclusión social y productiva de Colombia y la vamos a poner a funcionar, con todo el cuidado, a su máximo potencial”, sostuvo en su mensaje.

Llamado a los jóvenes

Por último, la Alcaldesa Mayor volvió a hacer un llamado a los jóvenes, y les recordó que “es la fuerza serena, no es la fuerza de la rabia, ni de la violencia, es la perseverancia organizada y pacífica y es la representación directa de su propia voz la que los va a sacar adelante”.

Igualmente, mencionó que en los últimos 30 años, desde la Constituyente hasta los Acuerdos de Paz, “ni el modelo tributario, ni la Policía, han podido ser reformadas”, por eso señaló que “esas dos reformas son indispensables para cumplir el contrato social que los rescate de esta crisis económica y les asegure la convivencia pacífica que estamos luchando por lograr desde la Constitución de 1991”.

Al final, los exhortó para que “no le deleguen a otros su propia voz y representación, gánensela y ejérzanla y no se trancen por nada menos que esas tres victorias: una reforma para tener una Policía civilista, un pacto social que los incluya y su derecho a representarse directamente en el Congreso de la República.  Que ese sea el legado de su generación. Que ese sea el legado de esta movilización”.

Anuncios