Bogotá pone fin a la práctica de bares y discotecas de vender empanadas para burlar restricciones

La Alcaldía de Bogotá, a través del Decreto 055 de 2021, le puso fin a la práctica de algunos bares y discotecas en la ciudad que disfrazaban su actividad principal de ventas de licor, ofreciendo empanadas y pasteles para así operar libremente, burlando las normas de restricción por la pandemia del Covid19.

De esta manera la administración distrital dejó claro que solo pueden operar los restaurantes y establecimientos gastronómicos que venden licor “complemento a platos principales servidos a la mesa”. En ese sentido, no está permitido el funcionamiento de los llamados gastrobares.

“Hasta tanto no se cuente con las condiciones epidemiológicas necesarias definidas por la Secretaría Distrital de Salud, los establecimientos de comercio cuya actividad económica principal consiste en la venta al público con o sin servicio a la mesa de bebidas alcohólicas para su consumo dentro de los mismos, tales como bares y gastrobares, no estarán autorizados para funcionar”, dice el decreto.

Anuncios

Los establecimientos gastronómicos podrán funcionar entre las 5:00 a.m. y la medianoche, sin restricción para el servicio de  domicilios, en el que no habrá  no hay restricción de horario.