El abecé de Bogotá a cielo abierto: el piloto de reapertura restaurantes en la ciudad

Desde la localidad de Usaquén, la alcaldesa de Bogotá, Claudia López, presentó toda la estrategia de ‘Bogotá A Cielo Abierto’ que a partir de este 3 de septiembre, empezará a funcionar en la ciudad, como una de las apuestas de reactivación económica del sector gastronómico.

Desde ahora el sector gastronómico permite que restaurantes, cafés, cafeterías y gastrobares brinden servicio a la mesa en lugares abiertos con un aforo de 30% y al interior del 25%.

“Este jueves arranca Bogotá A Cielo Abierto. Esta será una experiencia para aprender qué podemos hacer mejor y cómo podemos cuidarnos entre todos. Este es un sector que no sólo reactiva el empleo sino la vida. Estamos muy ilusionados con esta estrategia que llevamos muchas semanas preparando y esperamos que salga muy bien”, aseguró la alcaldesa de Bogotá, Claudia López.

Anuncios
Este 3 de septiembre inicia Bogotá A Cielo Abierto
Claudia López, alcaldesa de Bogotá

Bogotá A Cielo Abierto es estrategia que le apuesta a que los sectores de la gastronomía vuelvan a atender en espacios al aire libre con diversas modalidades y contempla pilotos en 100 calles de la ciudad, agrupadas en 7 zonas y 25 tramos, en las localidades de Chapinero, Santa Fe, La Candelaria, Usaquén, Kennedy, Tunjuelito y Teusaquillo.

“Esta Nueva Realidad va a funcionar si todos ponemos de nuestra parte, tenemos que aprender a disfrutar de estos espacios de manera distinta, y llegar a ellos en bicicleta o a pie”, expresó la mandataria de la ciudad.

Los restaurantes deben habilitar métodos de pago virtuales, contar con sistemas de reserva, cumplir con desinfección constante de mesas y garantizar que los empleados y meseros usen elementos de protección y bioseguridad.

“Bogotá a Cielo Abierto hace parte de la Nueva Realidad para disfrutar la ciudad de una forma diferente. La cultura ciudadana, el autocuidado y la corresponsabilidad son el 50% del éxito de esta estrategia de reactivación económica que tendrá vocación de permanencia hasta diciembre”, indicó Carolina Durán, secretaria de Desarrollo Económico.

La medida de pico y cédula no aplicará para el ingreso a restaurantes autorizados con previa reserva.

Atención al interior de los restaurantes

Esta iniciativa incluye una atención al interior de los restaurantes cumpliendo con un aforo máximo del 25% que evite aglomeraciones y permita un efectivo distanciamiento dentro de los establecimientos.

Los más de 48.000 establecimientos de comida y plazoletas de centros comerciales de la ciudad pueden inscribirse de manera gratuita en www.bogotaacieloabierto.gov.co para recibir la autorización del Distrito y operar en modalidad de mesa al interior garantizando el cumplimiento de todos los protocolos de bioseguridad y movilidad.

Cultura ciudadana, clave en reapertura de sector gastronómico

Para que la iniciativa de Bogotá A Cielo Abierto sea un éxito requiere de la cultura ciudadana de todos y del cumplimiento de las medidas establecidas por las autoridades para cuidar la vida de todos.

Por esto los comensales deben usar implementos de protección como tapabocas y/o caretas, realizar reserva previa de forma virtual, llegar 15 minutos antes de la hora de la cita, no exceder las dos horas de estadía en el establecimiento y asistir en compañía de seis personas máximo.

La Alcaldía de Bogotá ha creado el Comité de Inspección, Vigilancia y Control conformado por las Secretarías de Salud, Gobierno y las alcaldías locales, que realizarán el monitoreo permanente en las zonas habilitadas y podrán sancionar, sellar o imponer las medidas pertinentes que inhabilite al establecimiento por el incumplimiento de protocolos.

Este 3 de septiembre inicia Bogotá A Cielo Abierto

Los pasos para hacer parte de Bogotá A Cielo Abierto

Todos los restaurantes de la ciudad pueden participar en Bogotá A Cielo Abierto de manera gratuita cumpliendo con los siguientes requisitos:

• Registrarse en bogotaacieloabierto.gov.co en la opción botón piloto sector gastronómico.

• Firmar un compromiso de movilidad segura que garantice que el personal de atención llegará al lugar delimitado por Bogotá A Cielo Abierto, haciendo uso medios alternativos de transporte.

• Comprometerse a tener los permisos exigidos por la administración del espacio público (IDU, Dadep, Movilidad e IDRD).

• Tener un aforo no mayor al 25% al interior de los restaurantes.

• Digitalizar las cartas o menús y contar con mecanismos de pago virtual, para reducir el contacto entre clientes y empleados.

• Adoptar un sistema digital de reservas, que puede ser gratuito, de código abierto o de preferencia del empresario, para garantizar el seguimiento al aforo del lugar.

• Participar en procesos de capacitación virtual gratuita en protocolos de bioseguridad y manejo de residuos, brindados por la Secretaría de Desarrollo Económico y el Instituto Distrital de Turismo con el apoyo de diferentes aliados como Fenalco o Grupo Sura.

• Garantizar una distancia mínima de dos metros entre mesas, cumplir con una señalización idónea y realizar desinfecciones constantes cada vez que un comensal abandone el lugar.

• Utilizar indumentaria de protección y bioseguridad

• Hacer parte del manifiesto de intenciones y compromiso de corresponsabilidad con el cuidado de las zonas y los tramos para que sea una estrategia sostenible.