“Ya podría haber acercamientos entre el gobierno y el ELN”

La exsenadora Piedad Córdoba aseguró este viernes que ya habría una especie de diálogo informal entre el Gobierno Nacional y el ELN. Además pidió que en la mesa de negociación se incluya a los representantes del paramilitarismo para conocer la verdad sobre este fenómeno.

“Hemos hecho el ejercicio a través del intercambio epistolar de acercar al ELN a la mesa de diálogo, y creemos que inclusive ya puede haber posibles acercamientos del Gobierno nacional y el ELN que en la dinámica y tiempos que ellos dictaminen, seguramente muy rápidamente podremos tener noticia de la participación”, dijo.

 

Anuncios

Córdoba, que ha ayudado en varias liberaciones de secuestrados por las Farc y lidera la organización Colombianas y Colombianos por la Paz, hizo estas declaraciones en una rueda de prensa en la que presentó una plataforma de grupos sociales que aspiran a participar en las negociaciones de paz del Gobierno y las Farc.

 

Precisamente, en la instalación de la mesa de diálogo entre el Gobierno de Juan Manuel Santos y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) este jueves en Oslo, el líder negociador insurgente, alias “Iván Márquez”, no descartó la inclusión en el proceso de otros grupos guerrilleros.

 

El pasado 1 de octubre el líder máximo del ELN, Nicolás Rodríguez Bautista, escribió en una carta su disposición a llegar a “un acuerdo serio y respetuoso” con el Gobierno de Santos.

 

Nadie ha precisado hasta el momento si este diálogo del Gobierno con el ELN se desarrollará en paralelo, conjuntamente o por separado del que sostiene con las Farc, y que el próximo día 5 de noviembre se reanudará en La Habana con unos preparativos de las conversaciones sobre tierras que arrancarán diez días después.

 

La exsenadora, separada de su cargo e inhabilitada por el Ministerio Público colombiano en 2010 por supuestos nexos con las Farc, ha propiciado más de una veintena de liberaciones de secuestrados.

 

La estrategia de paz que abordará ahora, según explicó, parte de la llamada Ruta Social por la Paz, un conglomerado de grupos de indígenas, mujeres, víctimas y demás defensores de derechos humanos dispuestos a elaborar documentos que reflejan el sentir de la sociedad colombiana y que puedan ser analizados en la mesa de paz.

 

Este grupo inició también una campaña con cuñas y vallas que invitan a asumir el compromiso con la paz como algo propio, y convocó un encuentro en la plaza de Bolívar el próximo 15 de noviembre, cuando los negociadores comiencen a hablar en Cuba de desarrollo rural.

 

También informaron de que los días 4, 5 y 6 de diciembre se celebrará un Congreso Internacional por la Paz, en el que se analizarán procesos de paz del mundo y se buscarán alternativas al impacto social que deja el actual modelo del Estado colombiano.