¿Y ahora quién podrá defendernos?

La elección del nuevo Defensor del Pueblo se acerca y los partidos políticos ya tienen señalados a sus posibles ternados. Una elección que hereda la poca confianza en la institución encargada de promocionar los derechos fundamentales de los colombianos.

La defensoría del pueblo nace como una institución destinada a velar porque los derechos fundamentales de los colombianos se promocionen, conozcan y defiendan. Una labor loable y necesaria en un país que está calificado como uno de los más desiguales del mundo y que se encuentra sumido en un conflicto armado desde hace más de 4 décadas.

 

A pesar de la responsabilidad y del papel fundamental del defensor del pueblo, la labor de los últimos 9 años en cabeza de Volmar Pérez ha sido duramente cuestionada, debido en gran parte a su casi total ausencia de debates vitales como la Ley de Víctimas o la Ley de Restitución de Tierras.

 

A las puertas del fin de la gestión del actual defensor y sin la posibilidad de un tercer periodo para Pérez se hace necesario un relevo al interior de la institución. El nuevo Defensor del Pueblo será elegido de una terna que presente el Presidente Juan Manuel Santos y que será evaluada por el pleno de la Cámara de Representantes.

 

Dicha terna ha tenido varios opcionados que, si bien no se conocen oficialmente, suenan en el sonajero del cargo.

 

Uno de los más firmes candidatos para ocupar el puesto que deja Volmar Pérez es, Alberto Rojas Rios. Jurista liberal, cercano al exministro Rodrigo Rivera, Rojas Rios ha sido procurador delegado de asuntos civiles, viceprocurador encargado, conjuez de la Corte Constitucional y asesor jurídico de la mesa directiva y de la presidencia de la Cámara de Representantes. También fue nominado como reemplazo del excontralor general Julio césar Turbay Quintero.

 

El otro gran candidato para estar en la terna es Jorge Armando Otálora: jurista liberal cercano al santismo, exvicefiscal general de la Nación, con una amplia trayectoria y gestión. Además es exmagistrado de la Judicatura.

 

La terna la estaría completando la jurista liberal Beatriz Linares. La doctora Linares actualmente se desempeña como funcionaria de la Universidad de los Andes. Se dice que al haber estado ejerciendo labores en la Defensoría, la Casa e Nariño la ve con buenos ojos para completar la terna de candidatos.

 

Sin embargo dentro del grupo de posibles ternados también se encuentran el conservador Wilson Ruiz, quien ya estuvo ternado y fue derrotado por el defensor actual; la liberal Yolanda Pinto, cuñada del alcalde de Medellín Anibal Gaviria; la liberal Catherine Hayek, candidata del samperismo; David Luna, actual viceministro de trabajo y uno de los que más sonaba para hacer parte de la terna hasta que el Partido de la U lo vetó; Carlos Negret, candidato del partido de la U y Germán Cardona, candidato del Ministro de Vivienda Germán Vargas Lleras.

 

La gran cantidad de liberales se debe a que el Partido Conservador y el Partido de la U habrían negociado una alianza para garantizar la posesión de la Procuraduría en manos de los conservadores mientras que la U habría retirado su opción al vetar a David Luna.

 

Así las cosas, a menos que se produzca un evento inesperado o un golpe de timón insospechado, el defensor del pueblo será un representante del liberalismo colombiano.