Voces de apoyo a Natalia Ponce de León

Con el lema “Natalia estamos contigo, fuerza”, y cientos de globos que por petición de la familia de la agredida fueron lanzados al cielo, el 3 de abril el Politécnico Grancolombiano se unió para enviar gritos de esperanza y mensajes cargados de energía a Natalia. 

Su madre, agradecida y conmovida por la actividad, aprovechó el espacio para manifestar la esperanza que acompaña a su familia, ya que en la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital Simón Bolívar, en la mañana de hoy, y con una lucha indescriptible, Natalia logró sentarse.

 

El pasado 27 de Marzo, Natalia Ponce de León de 33 años de edad y egresada del Politécnico Grancolombiano, fue agredida con ácido en la portería de su casa. Aunque las autoridades no tienen certeza de quién pudo haber cometido el acto, el abogado de la víctima, Abelardo de la Espriella, asegura estar cerca del agresor.

 

La Institución que otorgó el título de Profesional en Medios Audiovisuales a Ponce de León, en el año 2006, se solidarizó con Natalia y su familia mediante un acto simbólico en el que se unieron las voces de la comunidad estudiantil para enviarles mensajes de apoyo y energía.

 

Con globos convertidos en lienzo y la compañía de Julia Cristina Gutiérrez de Piñeros, madre de la víctima, y su hermano Juan Carlos Ponce de León, se organizó una concentración en la plazoleta central de las instalaciones de la Institución para mostrar el rechazo a la violencia en contra de la mujer y los ataques con ácido.

 

“Tras comentar lo sucedido en diferentes redes sociales, un grupo de estudiantes tuvo la iniciativa de acompañar por medio de un acto simbólico a Natalia y nosotros como Institución, empujamos la idea y la materializamos, pues la familia Ponce de León hace parte de nuestra familia”, aseguró Juliana Enríquez, Directora del Departamento de Comunicaciones del Politécnico Grancolombiano.

 

Amigos y compañeros de estudio de Ponce de León también se unieron a la causa e hicieron evidente el repudio que sienten por este tipo de actos; José Suárez, amigo de la víctima, habló para Confidencial Colombia asegurando que “es difícil imaginar que a Natalia le hicieran esto, aparte de ser linda, era una persona de valores intachables, con una energía contagiosa y una personalidad magnética. Ella no tenía enemigos”.

 

Según un informe realizado por Medicina Legal, durante el año pasado se presentaron en Bogotá 36 ataques con químicos, de los cuales 24 fueron contra mujeres y ninguno ha tenido sanción por parte de la justicia.

 

 

Politécnico Grancolombiano / Sala Contacto