Videojuego ayuda a niños con déficit de atención.

Un nuevo software que se instala al dispositivo Kinect de Microsoft, podría ayudar en los procesos de aprendizaje de niños y niñas con déficit de atención.

El Instituto Politécnico Nacional en México, desarrolló un software  que funciona con el dispositivo Kinect de Microsoft, para ayudar a los niños de entre 5 y 11 años que presentan déficit de atención y necesiten desarrollar habilidades matemáticas.

 

Anuncios

Estudiantes del Centro de Estudios Científicos y Tecnológicos Juan de Dios Bátiz, señalaron que el programa al que llamaron M-Kids “ofrece dos módulos, uno para el niño quien forzosamente necesita un Kinect, pues utilizará brazos, piernas, pies y manos para resolver los retos matemáticos, y otro para el tutor, mediante el cual puede medir los avances de los niños a su cargo”.

Los desarrolladores de esta novedosa opción de aprendizaje, son estudiantes de sexto semestre de las carreras de programación, máquinas con sistemas automatizados y sistemas digitales.

Los mexicanos Karla Rodríguez, Adolfo Lezama, Aldo Hernández y Érik Valle, crearon esta herramienta tecnológica para que los niños sean capaces de desarrollar sus habilidades mentales.

Según sus creadores, los juegos están basados en las técnicas de aprendizaje visual, auditivo y kinestésico. “Utilizamos el sistema de representación visual a través de los números como imágenes abstractas y concretas, el sistema de representación auditivo a través de los sonidos y la música y técnicas kinestésicas cuando los niños juegan sin controles utilizando todo su cuerpo”.

Con la utilización de dicho software, lo niños podrán desarrollar el razonamiento matemático de acuerdo con la edad de los usuarios, los niños más pequeños deben asociar información e identificar figuras geométricas, y conforme aumenta la edad se incrementa la dificultad, sumas, restas y pensamiento lógico que deben resolverse en pruebas contrarreloj.

 “Nuestra hipótesis es que si el juego está bien canalizado y tiene los objetivos de enseñar, el niño puede jugar, aprender y explotar sus capacidades y habilidades matemáticas, pero para demostrar su efectividad todos los avances deben ser controlados por el tutor”, advirtieron los desarrolladores.