Notice: Trying to access array offset on value of type bool in /data/confidencialcolombia.com/wp-content/plugins/all-in-one-seo-pack/admin/aioseop_module_class.php on line 1725

Vía libre a la revocatoria

Luego de casi dos meses de revisión, la Registraduría certificó el número de firmas necesarias para avanzar en la revocatoria de Gustavo Petro. Los opositores de la administración tienen, ahora sí, una oportunidad de revocar el mandato del alcalde de Bogotá.

Según la organización electoral, como resultado de la revisión de firmas se pudo establecer que de los 630.623 apoyos presentados, 357.250 resultaron válidos. Para que la iniciativa prosperara debía haber 289.263.

 

Anuncios

Tomado del comunicado oficial de la Registraduría

 

El anuncio se hizo un día después de que el exsecretario de Gobierno, Guillermo Asprilla, anunciara que después de la verificación de las firmas por parte de Progresistas, tan sólo son válidas 137.857, es decir, tan solo el 21.83%.

 

Asimismo, Asprilla indicó que se presentaron 236.012 firmas que no están en el censo electoral, el 37,37 por ciento, además de 79.423 registros incompletos, 169.710, ilegibles y 25.369, con enmendaduras.

 

El Alcalde de Bogotá aseguró a través de su cuenta de Twitter: “Estamos listos para mostrar firma por firma el fraude que se preparó contra le decisión popular del 30 de octubre del 2011. La calidad en el trabajo de revisión de las firmas muestra un verdadero ‘chocorazo’ contra el voto popular en Bogotá”. Un rato más tarde escribió que: “se inician días históricos. Las circunstancias me han puesto en esta situación. Le cumpliré a mi pueblo. Vamos adelante”.

 

Por la misma red social Asprilla dijo:  “Lo decimos claramente: no permitiremos fraude con firmas de revocatoria”.

 

A continuación, Confidencial Colombia reproduce parte del comunicado del ente registrador, en el que explica cómo se hizo la revisión:

 

El pasado 18 de abril se recibieron 630.623 firmas en 32.336 folios que se organizaron en lotes de a 200 folios, generando 162 tomos.


Sobre dichos folios se trabajó en una plataforma cuyos controles de acceso y seguridad garantizaron que las personas responsables de grabar y consultar los registros consignados ingresaran sólo a través de claves unipersonales, a través de un canal de comunicación exclusivo con el servidor de la Registraduría. Esto permitió hacer monitoreos permanentes de cada usuario, sabiendo en qué tomo y apoyo se encuentra registrando la información en el sistema, para monitorear los hallazgos y ejercer controles en tiempo real de seguimiento.


Las firmas presentadas fueron revisadas una a una para verificar que los datos estuvieran completos, que no existieran firmas repetidas, que todos los apoyos correspondieran al censo electoral de Bogotá D.C. y se realizó un análisis grafológico para comprobar que no existieran “planas” o conjuntos de firmas suscritas por un mismo ciudadano, entre otros aspectos.


Así mismo, las firmas entregadas debían haber sido diligenciadas en el Formulario Recolección de Apoyos – Revocatoria de Mandato, el cual se encuentra disponible en la página web www.registraduria.gov.co. El formulario debe incluir un encabezado en cada uno de los folios, que describa los fundamentos de la convocatoria a la revocatoria de mandato, por insatisfacción general de la ciudadanía o por el incumplimiento del programa de gobierno, para que el ciudadano tenga pleno conocimiento de las razones por la cuales firma como apoyo. Además debe contener casillas para que los ciudadanos de su puño y letra, diligencien los datos de fecha, nombres y apellidos completos, número de cédula, dirección y firma.


Una vez terminada la revisión, personal de la Registraduría adelantó proceso de auditoría para establecer si la revisión estaba ajustada. Esta auditoria se realiza frente a una muestra estadística y si se observa que hay inconsistencias se corrigen para garantizar transparencia.


Cada uno de los 162 tomos están contenidos en sobres debidamente rotulados, que indican la hoja de ruta por la que han pasado durante las 12 etapas de revisión, la cual comprende desde el alistamiento del material recibido hasta la entrega de resultados.


En la hoja de ruta se evidencia quién y cuándo realizó cada etapa particular dentro de la revisión de apoyos y de esa manera cada lote o tomo incluye como producto final los siguientes reportes: registro detallado de cada uno de los folios producidos por el usuario que grabó la información; reporte de revisión por muestreo de la grabación, reporte de grafología y reporte de grafología aleatorio, con los nombres de quienes intervinieron en cada grupo de firmas.


Es decir que cada folio fue rigurosamente inspeccionado y sometido a una digitalización para asegurar la integridad y seguridad de las firmas a revisar.


El proceso de revisión de las firmas estuvo acompañado por funcionarios de la Procuraduría General de la Nación, quienes durante su labor realizaron varias sugerencias las cuales fueron atendidas por la Registraduría para garantizar transparencia al proceso.

 

Noticia en desarollo…