Notice: Trying to access array offset on value of type bool in /data/confidencialcolombia.com/wp-content/plugins/all-in-one-seo-pack/admin/aioseop_module_class.php on line 1725

Vacúnese contra los orgasmos fingidos

Con una simple vacuna que agranda el punto G, las mujeres podrían multiplicar su placer y volverse multiorgásmica. El desarrollo de inyección estuvo a cargo de un médico en los Ángeles y ya ha sido aplicada a dos mil mujeres.

Para una mujer disfrutar del sexo es más difícil de lo que parece. El punto G del cuerpo femenino es casi un misterio y siempre se comporta de distintas maneras frente al orgasmo, que en ocasiones, es casi imposible alcanzar si no se tiene la práctica necesaria y la técnica adecuada.

 

Anuncios

Por eso, y con el fin de mejorar la calidad de orgasmo que una mujer puede tener, un científico desarrolló una vacuna para agrandar el punto G en las mujeres y volverla multiorgásmica. Una alternativa que podría ayudarlas a encontrar el placer sexual.

 

David Matlock es el médico creador de la vacuna. Manifiesta que “sabe lo que quieren las mujeres y lo que necesitan”, por eso llegó a este inventó que revolucionaría las prácticas sexuales.

 

Insiste en que el procedimiento fue desarrollado para hacerlas felices y que “no es doloroso ni tan costoso”. La intervención dura aproximadamente 15 minutos y consiste en anestesiar la zona y posteriormente inyectar un colágeno especializado en el punto G de la mujer que le daría más sensibilidad y un tamaño un poco más grande.

 

El “G-Shot” es una técnica simple, no quirúrgica que aumenta temporalmente el punto G y tiene un costo de mil 200 dólares. Actualmente es practicado en los Ángeles, allí  más de dos mil mujeres probaron la inyección de colágeno y su punto G creció hasta parecer una moneda de cinco centavos.

 

La única condición que aplica el doctor Matlock para realizar el procedimiento, es que sea por voluntad propia y sólo si esta quiere mejorar su calidad sexual. “Si la paciente viene porque su marido, novio o pareja lo quiere, no lo acepto”, concluye.