Uribismo y Santismo ¡Por fin de acuerdo!

El Centro Democrático, con el senador Álvaro Uribe a la cabeza, y los partidos que integran el llamado Pacto por la Paz lograron un acuerdo histórico en la aprobación de la reforma a la ley de orden público que permitirá la creación de las zonas de concentración para las FARC.

Con el acuerdo se da vía libre a la reforma que permitirá la desmovilización y desarme de las FARC una vez se logre la firma definitiva del acuerdo de Paz. Los senadores Álvaro Uribe y Roy Barreras encabezaron la subcomisión que permitió los acuerdos en medio de una latente tensión.

 

Anuncios

El Senador Uribe, dijo que con las zonas de concentración se podrá corregir apartes del proceso en la medida en que tener ubicadas a las FARC permite la verificación.

 

“Para nosotros el afán no es la firma de proceso sino que se acabe del delito así el proceso dure los años que tenga que durar”, afirmo el senador.

 

Por su parte el ministro del Interior, Juan Fernando Cristo, celebró el apoyo del Centro Democrático al proyecto que reforma el artículo 8 de la ley 418 de 1997 (ley de Orden Público), para establecer mecanismos de dejación de armas, desmovilización y reinserción de grupos armados, que fue aprobado este miércoles en el Senado de la República y la Cámara de Representantes.

 

“Agradezco a los partidos del Pacto por la Paz y al Centro Democrático  la disposición y comprensión del propósito final de este proyecto de ley.  Estas zonas de ubicación temporal no serán nuevos caguanes ni zonas de despeje, allí estará presente la fuerza pública”, dijo el jefe de la cartera política.

 

Reiteró que esta modificación “siempre fue una decisión y compromiso del Gobierno del presidente Santos. Es claro que no habrá zonas de ubicación en áreas urbanas pero bienvenida sea esa precisión”.

  

El Presidente Juan Manuel Santos, también celebró el acuerdo:

 

 

El acuerdo logrado para aprobar la reforma implica que las zonas de concentración guerrillera no quedarán en territorios urbanos y agrega que la concentración de los futuros desmovilizados de la guerrilla, contarán con una verificación internacional que ya fue aprobada por parte del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas.

 

Servirá además para poder suspender las órdenes de captura de los miembros de las Farc. Actualmente el presidente Juan Manuel Santos no tiene esa facultad.

 

De acuerdo con esta ley la guerrilla deberá entregar una lista de integrantes para que la oficina del Alto Comisionado para la Paz pueda hacer una revisión.

 

El director del partido Cambio Radical, Rodrigo Lara Restrepo dijo que el consenso se logró con las demás fuerzas políticas de la Unidad Nacional y el Centro Democrático que avaló el texto de la iniciativa que se discute en las plenarias del Senado y la Cámara de Representantes.

 

“Se trata de un avance significativo frente a las inquietudes que ha tenido el Partido Cambio Radical sobre el alcance de las zonas de concentración. Aunque no se resolvieron todas las preguntas que le presentamos al gobierno consideramos que es un paso importante”, indicó el Congresista.

 

Aseguró que “ante esta nueva realidad la bancada vota afirmativamente este proyecto a la espera que se siga avanzando en un texto que concilie todas las diferencias, especialmente, aquellas que nos han manifestado alcaldes y gobernadores sobre la ubicación de estas zonas de concentración”.

 

Frente al acuerdo se estableció dejar la siguiente constancia con varias peticiones al Gobierno a la hora de establecer las zonas de ubicación de las FARC:

 

Constancia del Senado

1. Las zonas de ubicación temporal no podrán haber cultivos ilícitos ni minería ilegal.

 

2. el número de estas zonas de ubicación temporal, debe ser prudente y de tamaño reducido para facilitar el monitoreo y la verificación.

 

3. Estas zonas de ubicación temporal no deberán incluir áreas fronterizas.

 

4. En estas zonas de ubicación temporal se adelantará un inventario de las armas dentro del proceso de dejación de éstas, las cuales deben incluir los números de identificación serial, sí es posible.

 

5. Quienes ingresen a estas zonas de ubicación temporal, deberán estar plenamente identificados, incluso con registro dactilar, quienes carezcan de identificación el Estado les expedirá su respectivo documento.

 

6. El destino final de las armas será su destrucción al finalizar el proceso de paz.

 

7. El monitoreo y verificación del proceso de dejación de armas y el cese al fuego bilateral y definitivo, estará a cargo de organismos internacionales.