Notice: Trying to access array offset on value of type bool in /data/confidencialcolombia.com/wp-content/plugins/all-in-one-seo-pack/admin/aioseop_module_class.php on line 1725

Uribe presenta su proyecto político para los comicios de 2014

El expresidente Álvaro Uribe, ahora el máximo opositor al Gobierno de Juan Manuel Santos, presentó en la caribeña ciudad de Santa Marta, junto a sus partidarios, la hoja de ruta del proyecto político de su movimiento, Centro Democrático, para los comicios presidenciales y legislativos de 2014.

“No somos izquierda ni derecha, somos una expresión democrática de centro que cree firmemente en el equilibrio entre la seguridad y la justicia desde las instituciones del estado de derecho”, define la hoja de ruta del proyecto político, publicada en el sitio web Primero Colombia, que defiende los postulados y la obra de Gobierno de Uribe.

El mismo documento señala que Centro Democrático es “una alternativa amplia, participativa, incluyente y suprapartidista”.

En el acto de presentación en Santa Marta, al que asistieron unas 500 personas, entre ellos políticos regionales, empresarios y partidarios, Uribe planteo también los eventuales candidatos presidenciales de su movimiento, pero no confirmó ni descartó encabezar una lista para ocupar un escaño en el Congreso.

“Pueden decir que mientras Dios le dé vida y salud a este abuelo, este abuelo seguirá en la batalla. Pueden decir que nuestra gran preocupación es el país”, afirmó Uribe, de 60 años, a periodistas.

Entre los eventuales aspirantes presidenciales para 2014 planteados por el expresidente están Carlos Holmes Trujillo (exministro del Interior y de Educación), Francisco Santos (exvicepresodiente), el senador Juan Carlos Vélez y el exministro de Hacienda Óscar Iván Zuluaga.

Al respecto aclaró, sin embargo, que la mejor manera de escoger al candidato del partido debe ser un consenso entre los mismos aspirantes. “Confío en que ellos nos digan qué regla van a aplicar, quién será el candidato único para que nos dediquemos a apoyarlo. Yo no soy el juez, simplemente soy un promotor”, dijo.

En la misma ciudad y previo a la presentación de su proyecto político, el exmandatario le pidió al presidente Juan Manuel Santos suspender las negociaciones de paz que se mantienen en La Habana con las FARC, una iniciativa que ha sido criticada fuertemente por Uribe.

“Que el Gobierno suspenda las negociaciones con el grupo terrorista de las FARC mientras el grupo terrorista no libere a los policías secuestrados y mientras el grupo terrorista no se comprometa a cesar completamente las actividades criminales”, sostuvo Uribe al telenoticiero Caracol.

Este mismo tema es abordado en la llamada hoja de ruta de Centro Democrático, en el que se hace “un llamado al Gobierno nacional a que revise su política frente al terrorismo” y defiende que “una sociedad democrática (…) no puede concertar elementos de su agenda de desarrollo con los violentos, ni minimizar los crímenes cometidos contra civiles y miembros de la fuerza pública”.

El documento remarca, asimismo, que el Gobierno no puede “mediante su silencio, pasivamente validar la continuación del secuestro, el reclutamiento de niños, la utilización de minas antipersonales contra la fuerza pública y la población civil, ni el narcotráfico”.

Y agrega que “las FARC continúa mintiendo al país y aprovechando el escenario internacional de unas negociaciones sustentadas sobre la posibilidad de la impunidad para fortalecerse”.

De acuerdo con este movimiento, se debe aportar a “una paz justa que observe los estándares internacionales de justicia, sin impunidad ni elegibilidad política que legitime el uso de la violencia como medio de acción política”.

La hoja de ruta de Centro Democrático contempla como primera tarea “la conformación de comités de participación democrática” que abarquen las fuerzas vivas del país.

Indica también que para armar esas bases de “participación ciudadana no hace falta pedirle permiso a nadie: sólo hay tomar la decisión de constituirse y trabajar”.

Y agrega que sus esfuerzos se orientarán a conformar “una organización permanente y decisiva en la política colombiana” en la que “lo ético del servicio público, la eficacia, eficiencia y transparencia en el manejo del Estado” sea en beneficio de la población.

 

Con EFE