Lo + Confidencial

Uribe insinúa que Santos y el servicio secreto británico interfieren en su caso

Publicidad

El expresidente Álvaro Uribe insinúo que Juan Manuel Santos, y el servicio de espionaje británico están detrás de la citación que le hizo la Corte Suprema de Justicia por un caso de soborno y fraude procesal que lo llevó a renunciar a su escaño en el Senado.

En medios locales circulan grabaciones de audio en las que personas del entorno de Uribe buscan que testigos en su contra cambien sus testimonios en ese proceso.

Publicidad

Hay reiteradas denuncias de que las grabaciones las hizo la agencia británica MI6 (servicio de inteligencia) amigos de Juan Manuel Santos. Autoridades extranjeras en una treta en mi contra”, escribió Uribe en Twitter.

En otro mensaje, el político, jefe del Centro Democrático, partido al que también pertenece el presidente electo, Iván Duque, cuestiona el llamado a indagatoria que le hizo la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia y aseguró que lleva implícita una “medida de aseguramiento”.

“Informaré sobre cómo llegué a testigos, tema que la Corte no quiso investigar, simplemente me presume manipulador y me cita a indagatoria con implícita medida de aseguramiento”, escribió Uribe que fue presidente de Colombia entre 2002 y 2010.

El caso por el que ha sido citado Uribe está relacionado con un proceso que se le sigue por presunta manipulación de testigos como parte de un enfrentamiento con el también senador Iván Cepeda, del partido de izquierda Polo Democrático Alternativo (PDA).

Publicidad

El pasado 17 de febrero, la Corte Suprema pidió investigar a Uribe.

La querella se remonta al 2012, cuando Uribe denunció a Cepeda por presunto uso de falsos testigos al acusarlo de buscar a exparamilitares en las cárceles con el fin de convencerlos de que declararán en su contra.

Con esos testimonios, Cepeda vinculaba a Uribe con grupos paramilitares en su natal departamento de Antioquia (noroeste).

Uribe, que fue reelegido como senador el pasado 11 de marzo con 875.554 sufragios, la votación más alta en la historia de Colombia, asumió su escaño el pasado 20 de julio y renunció ayer.

La renuncia ha causado una controversia en el país porque sus críticos le acusan de salir del Senado para evitar que la Corte Suprema de Justicia lo siga investigando y que el caso pase a la justicia ordinaria, en este caso la Fiscalía.

Previous ArticleNext Article