Uribe, de nuevo investigado por vínculos con paramilitares

Un fiscal delegado ante la Corte Suprema ordenó reabrir la investigación contra el expresidente Álvaro Uribe Vélez por presuntos vínculos con grupos paramilitares entre 1996 y 1997, cuando fue gobernador de Antioquia. El abogado del exmandatario rechazó que su cliente “haya promovido la delincuencia”.

La justicia colombiana abre un nuevo capítulo de investigación contra el expresidente Uribe por vínculos con paramilitares. Esta vez, un fiscal delegado ante la Corte Suprema de Justicia ordenó reactivar de manera preliminar el proceso que tenía el exmandatario por su presunta colaboración al grupo ilegal cuando era gobernador de Antioquia, a mediados de los años noventa.

La solicitud de reapertura de la investigación se debió a una serie de denuncias que, en su momento, el representante a la Cámara Iván Cepeda porque supuestamente Uribe fundó el bloque Metro de los paramilitares en una de sus haciendas.

Los exparamilitares Pablo Hernán Sierra alias ‘Alberto Guerrero’ y Juan Monsalve también afirmaron la supuesta participación de Uribe en la creación y consolidación de este bloque de las Autodefensas Unidas de Colombia.

La Fiscalía General estudia la conveniencia de compulsar copias a la Comisión de Acusaciones de la Cámara para que sea este organismo, que hace parte del legislativo, quien dé curso al procedimiento legal.

La defensa del expresidente, en manos del abogado Jaime Granados, señaló en un breve comunicado que niega que Uribe “haya promovido la delincuencia”.