Unanimidad Nacional

En la víspera del primer aniversario de Juan Manuel Santos en el poder, el gobierno amplía la coalición de gobierno y logra que el Partido Verde, el movimiento político que lo siguió en la elección presidencial, entre a compartir los propósitos de la llamada Unidad Nacional.
2011-07-21 Si bien los Verdes no habían declarado la oposición a Santos, su presencia en el escenario político, como un partido no tradicional, le daba un margen para mantener la independencia frente al partido de Gobierno.

Pese a que en cifras el Partido Verde no cambia radicalmente las mayorías con las que ya cuenta Santos en el parlamento, pues tiene cinco Senadores y tres Representantes a la Cámara, significa una alianza simbólicamente muy importante. Los verdes enarbolaron las banderas de la ética y representaron la lucha contra la corrupción y hace apenas un año, se convirtieron en un fenómeno político que les abrió el espacio que hoy los hace protagonistas.

Sin embargo, la salida de Antanas Mockus, uno de los líderes del partido en medio del polémico apoyo del ex presidente Álvaro Uribe a la candidatura Verde en Bogotá generó una crisis que para muchos de sus militantes, generó la incertidumbre sobre la naturaleza y futuro de este joven y vario pinto partido.

Al entrar a la coalición, los verdes se mimetizan en el paisaje y sus directivos toman la vocería de una colectividad que prometía ser un escape de los inconformes y llega al seno de un gobierno que los recibe encantado.

Anuncios

Con los verdes, solo el Polo Democrático Independiente queda por fuera de la coalición y ser la única voz de la oposición. En la crisis actual que atraviesa este Partido de la izquierda en Colombia, debido a los escándalos de corrupción en la administración de Bogotá, no parece tener suficiente fuerza para ejercer esa labor, tan necesaria en una democracia.

Ante la inminente recomposición del gabinete del gobierno de Juan Manuel Santos, se ampliará la participación de algunos de los Partidos, el turno de entrada al parecer será para el Partido Liberal que ha ejercido durante este año la participación en la coalición como un partido que aporta sus “ideas” pero al que ya le toca la palomita.

Los Verdes esperaran un tiempo prudente para tener un lugar en el sequito santista, pero será cuestión de unos meses, quizá luego de las elecciones de Octubre, cuando se concreten los beneficios para que los verdes de compartir el abrigo de las mismas cobijas que arropan a todos los partidos políticos del país.