Un “playboy” de vicepresidente

Mientras que la presidenta Kirchner entraba al quirófano, el vicepresidente de Argentina Armando Boudou, daba un paseo en una flamante Harley Davidson por las calles de Brasil. El segundo al mando argentino ha sido portada de numerosos artículos por su estilo de vida “playboy”, sus altos gastos como segundo al mando y supuestos hechos de corrupción.

Luego de que el gobierno argentino expresara en un comunicado que la presidenta Cristina Kirchner “salió con buen ánimo” de una operación por un hematoma craneal, las miradas se centraron sobre el vicepresidente Boudou, siguiente al mando mientras que la mandataria goza del descanso post operatorio.

 

Sin embargo, el vicepresidente parece ser centro de atención no por sus labores en el ámbito político, si no por un despilfarre de dinero y numerosos escándalos que lo acusan de corrupción. El más reciente, el paseo en una gigantesca moto junto al secretario ejecutivo del ministerio brasileño de Previsión, Carlos Gabas, famoso por llevar a Dilma Rouseff en su vihiculo de dos ruedas.

 

El diario O Estado de Sao Paulo al revelar las fotos tituló: “Cristina se aparta y el vice argentino anda en moto”. Luego detalla, “tanto Gabas como Boudou dirigieron sus propias máquinas, dos modelos Harley Davidson Electra Glide Ultra, ambas rojas, con navegador GPS y sistema multimedia de comunicación.

 

Al conocerse el débil estado de salud de la jefe de Estado argentina, Boudou “tuvo que despedirse de prisa de Gabas y volver a la Argentina para asumir el lugar de la presidente Cristina Kirchner”, señala O Estado de Sao Paulo.
Junto a la publicación de las fotos, el diario local expone un informe detallado donde señala que el mandatario argentino “es famoso por ser rockero, DJ de fiestas y tiene fama de playboy”.

 

 

El documento se une al extenso compendio de declaraciones que afirman un derroche desmesurado de dinero por parte de Boudou. Según indica investigación realizada por La Nación, durante sus viajes y visitas al extranjero el vicepresidente gasta entre 10mil hasta incluso 25mil dólares. En su recorrido por Suiza se llegó a pagar 25.660 dólares sólo por viáticos, y en Francia, cerca 21.600 euros.

 

El informe concluye con el gasto de más de 320mil dólares en sus visitas al interior del país y varias investigaciones por supuestos actos de corrupción en modificación de normas y contrataciones.