Uma Thurman entre los 'crímenes' del bisturí

El cambio de imagen de la actriz Renée Zellweger fue una de las noticias que impactó a la prensa, famosos y seguidores de la actriz. Sin embargo, Uma Thurman ha sido la última en pasar por el quirófano y no salió muy bien librada. 

Anuncios

El cambio de imagen de la actriz Renée Zellweger fue una de las noticias que impacto a la prensa, famosos y seguidores de la actriz. Su reaparición en la gala Elle Women in Hollywood eclipsó al resto de invitados debido a su nuevo rostro. La actriz, que apenas se deja ver desde que estrenara en 2010 la película Nuestra canción de amor, lució un rostro tan distinto que varios medios de comunicación lo calificaron de “irreconocible”.

 

Según varios expertos, la ganadora del Oscar en 2004 por su papel en Cold Mountain se habría operado las mejillas, los párpados y la nariz, además de haberse aplicado un tratamiento de bótox.

 

Sin embargo, Zellweger no ha sido el último crimen que ha cometido la cirugía estética en el rostro de un famoso. Uma Thurman recientemente pasó por el quirófano. Su gesto no parecía el habitual en la actriz, y su siempre mantenida reticencia a la cirugía estética habría pasado a mejor vida en pro de un rejuvenecimiento artificial.

 

Los rumores sobre los retoques de la protagonista de ‘Pulp Fiction’ han vuelto a salir a la luz después de su última aparición pública. La bostoniana posó ante las cámaras en una fiesta organizada el pasado lunes por la NBC con un rostro mucho menos anguloso que el que siempre la ha caracterizado.

 

Mentón menos pronunciado, ojos más alargados, nariz más estrecha. Estos son algunos de los cambios más evidentes que Uma Thurman ha querido protagonizar en su propio cuerpo. Lejos de acaparar buenas críticas, la nueva fisionomía de la actriz ha devuelto a la palestra el debate sobre si la cirugía estética debe cambiar de manera tan radical la apariencia.

 

La diseñadora Donatella Versace, Sylvester Stallone (y su madre), el actor Mickey Rourke o Courtney Cox son algunos ejemplos de ‘crímenes’ del bisturí.

Anuncios