Actualidad

Último reporte del DANE dice que economía colombiana creció 2% en 2016

Publicidad

El director de la entidad Mauricio Perfetti reveló que el PIB del año pasado presentó un crecimiento de apenas 2 por ciento, mientras que en el último trimestre de 2015, el crecimiento de la economía fue de 3,3%.

De acuerdo con el Departamento nacional de estadística los sectores que presentaron un balance negativo fueron: transporte -0.1% y minas -6.5%. El  comercio, por su parte, presentó un modesto crecimiento del 1,6%, cuando la tendencia del sector era positiva.

 

Perfetti aseguró que, en el 2016, “7 de las 9 ramas de la economía crecieron positivamente y 4 de ellas lo hicieron por encima del crecimiento promedio de la economía”. Los sectores que más aportaron al crecimiento fueron el de los servicios financieros, con el 5%, seguido por la construcción con el 4,1% y la industria manufacturera con el 3%.

 

 

En contraste, para el 2015 las 9 ramas del aparato productivo tuvieron números altos en materia de crecimiento, entre ellas el comercio, la construcción y la agricultura.

 

El funcionario dio a conocer el porcentaje de cada uno de los sectores de la economía. Y estos fueron los que presentaron un balance positivo: servicios financieros 5%, construcción 4,1%, industria 3%. Le siguieron en su orden servicios sociales 2.2%, comercio 1.8%, agricultura 0.5% y suministro de energía 0.1%.

 

 

El Dane informó que el crecimiento en economía colombiana en el cuarto trimestre fue del 1.6%.

 

 

En opinión de BBVA Research, el primer semestre se puede dar una desaceleración adicional en las tasas de crecimiento inter anuales del comercio y el consumo. Además, las exportaciones no mostrarían una recuperación notable aún porque nuestros principales socios comerciales mantendrán tasas de crecimiento moderadas. Sólo la inversión, tanto pública como privada, mostraría mejores desempeños desde el inicio del año.

 

Publicidad


 

Luego, en el segundo semestre, el consumo empezaría a mostrar mejores comportamientos una vez se diluya gradualmente el efecto negativo que tuvo el incremento del IVA sobre la confianza del consumidor. Y será definitivo el arranque de las exportaciones, en un contexto de mejores precios para las materias primas y un tipo de cambio que permanece en niveles elevados.

 

 

 

Sin embargo, el punto definitivo será el arranque de la inversión. Hay varias señales que coinciden en anticipar su recuperación. La industria manufacturera está operando con elevados índices de capacidad instalada, ha venido desacumulando inventarios desde finales de 2015, seguirá teniendo el apoyo de la refinería de Cartagena, aunque menor que en 2016, y redujo su nivel de incertidumbre asociado a la reforma tributaria. De hecho, en esta última, la inversión en bienes de equipo por las empresas tiene una deducción del IVA pagado en el impuesto de renta declarado.

 


 

La medida tributaria también apoyará a la inversión agropecuaria, sector que tendrá un mejor comportamiento en 2017 por la normalización de las condiciones climáticas. En segundo lugar, los precios de las materias primas se vienen recuperando notablemente respecto al año pasado y seguirán en niveles superiores a los registrados antes. Esto incentivaría, como ya se anunciaron, mayores inversiones en las mineras y las petroleras. En tercer lugar, ya se encuentran con cierre financiero algunas obras de la cuarta generación de infraestructura, lo cual anticipa que en este año habrá un mayor impulso por parte de las obras civiles. Finalmente, el presupuesto de regalías es superior este año con respecto al nivel del año anterior, impulsando la inversión territorial especialmente.

 

 

 

En total, en opinión de BBVA Research, se espera que el crecimiento de 2017 se ubique en 2,4%. En el primer semestre, el crecimiento podría ser inferior a 2%. Y en el segundo semestre, se espera un repunte hasta cerca del 2,8% en promedio.

 

 

 

Publicidad
Previous ArticleNext Article