UBER no quiere líos en Japón y se alía con los taxistas

  • El gigante del transporte busca así absorber una parte del mercado

  • En Japón, Uber no se ha enfrentado con los taxistas y los reguladores

  • Didi Chuxing y Nihon Kotsu, sus principales competidores

El mercado de taxis de Japón puede volverse más eficiente, a pesar de que sus servicios ya son de alta calidad, dijo en un evento con el ex embajador estadounidense ante Japón, John Roos. Khosrowshahi no anunció acuerdos específicos, pero dejó en claro que Uber emprendería una nueva ofensiva para crecer en Japón.

Esta es la señal más clara hasta el momento de que el gigante de los viajes en taxi redoblará los esfuerzos por absorber una parte del mercado japonés, que mueve 16,000 millones de dólares. En medio de fuertes pérdidas operativas en los Estados Unidos y una retirada de los mercados internacionales, Uber cedió China, Rusia y estaría analizando una venta de su negocio en el sudeste asiático, Japón tiene el potencial de ofrecer un panorama estimulante poco frecuente para una compañía que se encamina a una salida a bolsa el año próximo.

“Me parece evidente que debemos venir con la asociación en mente, y en particular una asociación con el sector de taxis de aquí, que tiene, en realidad, un producto muy, muy sólido”, dijo Khosrowshahi, que realiza su primer viaje a Asia como máximo responsable de Uber. “Pero ese producto no siguió el ritmo del cambio tecnológico”.

Anuncios

Acata las normas reguladoras de Japón

Si bien Uber ha tenido enfrentamientos en el mundo entero con rivales de taxis y reguladores, en el archipiélago se atuvo a las normas, relegando su actividad comercial a las contrataciones de autos y a un programa de viajes compartidos para personas mayores en una pequeña localidad rural. El principal éxito de la empresa en Japón ha sido el servicio de reparto de comidas UberEATS, que, según dijo Khosrowshahi, lo hizo tomar conciencia del potencial del país.

“Vi a Japón como una oportunidad increíble y, cuando le pregunté al equipo por qué nuestro negocio japonés no era más grande, empecé a descubrir la estrategia que teníamos en Japón y que dicha estrategia francamente no funcionaba”, dijo Khosrowshahi. Hablaba con Roos, socio cofundador de Geodesic Capital, inversor en Uber.

Mucha competencia

La compañía de viajes en taxi enfrenta, no obstante, una batalla cuesta arriba en Japón. Rivales locales como Nihon Kotsu, la compañía de taxis más grande de Tokio, ya han lanzado aplicaciones populares para pedir taxis. El rival chino de Uber, Didi Chuxing, inició el año pasado negociaciones para asociarse con el operador de taxis Daiichi Koutsu Sangyo, en tanto las conversaciones fueron facilitadas por SoftBank Group, accionista de Uber, dijo a Bloomberg una persona al tanto del tema en octubre. Uber también estaría en tratativas por una alianza con Daiichi Koutsu.

Y el martes, justo una hora antes de que hablara Khosrowshahi, Sony reveló una alianza con seis operadores de taxis de Japón, que tienen una flotilla total de más de 10,000 autos en la zona del Gran Tokio. Sony se propone desarrollar una aplicación para pedir taxi