Actualidad, Actualidad, Internacional, Internacional

Tragedia para los osos polares: el hielo más grueso del Ártico comenzó a romperse

En los últimos días la comunidad científica se ha mostrado preocupada por lo que está sucediendo en el polo norte. Por segunda vez en el año, la capa de hielo más gruesa ha comenzado a romperse, lo que afecta de manera catastrófica a los animales que habitan en dicho entorno.

Para nadie es un secreto que desde hace varios años el tema del calentamiento global ha estado con cierta frecuencia en la agenda de varios países. No obstante, pocos tienen la lucha en favor del medio ambiente como prioridad.

Este fenómeno del desvanecimiento en las costas de Groenlandia se deben a los vientos cálidos y la ola de calor que ha azotado la zona desde que comenzó el 2018. A pesar de que en verano Groenlandia mantenía congelado, estos años ya se ven las consecuencias del cambio climático donde el hielo desaparece cada vez más y los más afectados con esto son los osos polares.

“La costa norte de Groenlandia, con sus acantilados muy escarpados, es un área de cobertura para los osos polares. Cavan hoyos en la nieve y salen en la primavera e ir a cazar. Pero si el hielo se ha movido hacia el exterior, salen de la hibernación y se quedan sin un área para cazar…No pueden nadar muy lejos. Si esto se convierte en una característica permanente con hielo lejos de la costa, los osos polares no tendrán hielo para cazar”, expresó Peter Wadhams, especialista en cambio climático.

La situación no es para nada alentadora, pues el ártico es la región que más rápido se está calentando del globo terráqueo, la reacción de la NASA ha sido casi que inmediata ante este suceso y se espera que más académicos se pongan en la tarea de prevenir un daño más fuerte en el polo norte.

Previous ArticleNext Article