Tomates para Adolfo León Palacios y Julián Bedoya

El viernes se conoció la renuncia de Juan Pablo Barrientos, director de Teleantioquia Noticias. Su consejo de redacción había sido grabado y el producto fue entregado a la gerente del canal por Adolfo León Palacio y Julián Bedoya, miembros de la Asamblea de Antioquia, y quienes pidieron la cabeza de Barrientos en la cadena informativa.

Ambos llegaron al canal con la grabación en la cual el periodista se “despachaba en el consejo de redacción contra la Asamblea, por su inasistencia a las sesiones, por cancelar debates por ver un partido de fútbol” y los trataba de “sinvergüenzas y descarados”, según la gerente Selene Botero, y como lo cuenta el exdirector en un comunicado.

 

Anuncios

Barrientos ya había analizado la posibilidad de irse del lugar. Las presiones políticas en su contra se hacían cada vez más frecuentes y estaba esperando a que fuera 30 de junio para presentar oficialmente su renuncia, pero ante lo sucedido, se anticipó.

 

Palacios y Bedoya son políticos de la región. El primero es diputado y tiene una estrecha relación con el excongresista César Pérez García, quién está condenado a 30 años luego de ser hallado culpable de homicidio agravado por el asesinato de 43 personas en Segovia, Antioquia. Palacios y Pérez trabajaron juntos en la Universidad Cooperativa de Colombia, siendo Palacios el Vicerrector Administrativo y Pérez el rector, además de participar en equipo en el movimiento Convergencia Liberal.  

 

Julián Bedoya, era el presidente de la Asamblea de Antioquia y renunció para aspirar a una curul de la Cámara de Representantes del departamento con el apoyo de Palacios.  

 

Teleantioquia Noticias ya había sacado al aire varias investigaciones que involucraban a la clase política de Antioquia y el nombre de Barrientos era mencionado constantemente en la Asamblea y en el Concejo de Medellín por información que daba a conocer en consejos de redacción, espacio en el que las opiniones de todos los periodistas convergen, en donde se discute y se analiza un tema desde diferentes puntos de vista salga o no publicado.

 

Definitivamente lo ocurrido es un grave atropello contra la libertad de prensa y despierta  dudas sobre la independencia de los medios públicos. De igual manera, es un claro aviso para Juan Pablo, quien también denuncia que una motocicleta lo estuvo siguiendo durante varios días.

 

Aún no se sabe cómo obtuvieron la grabación, ni el canal de Medellín ha dado alguna opinión sobre el tema. La Asamblea de Antioquia dijo que se siente calumniada por el exdirector que ahora se encuentra en Estados Unidos, desempleado, pero tranquilo, lejos de la interceptación de sus opiniones y al margen de la sala de redacción que, aparentemente, fue víctima de las medidas delincuenciales de un par de políticos que buscan tapar la boca del que quiere contar la verdad. Tomates para ellos.