Actualidad

“Todo quedo en el pasado”, historia de una sobreviviente al cáncer

Catalina Suescun, es una sobreviviente al cáncer de seno. Su historia de vida entorno a este mal que cada vez aqueja a mujeres menores de 50 años, está rodeada de miedos, alegría, lucha y milagros. Cuando le detectaron cáncer en el 2013, estaba esperando un bebe.

Un año antes de que fuera detectado el cáncer, Catalina venia sintiendo unas masas pequeñas en su seno derecho. En medio de estudios para saber qué tenía, se enteró que estaba embarazada.

 

“Yo estaba muy contenta con la noticia del embarazo y por lo demás pensamos que podía tener cualquier otra cosa. Me hicieron una ecografía y definitivamente me encontraron cáncer de seno a las 15 semanas de embarazo. Esto fue una noticia bastante fuerte e impactante en su momento porque jamás en mi vida había oído un caso así. Fue como un contraste de emociones, entre pensar voy a traer una vida, pero puedo estar perdiendo la mía.”

 

El cáncer que tenía era bastante fuerte. Estaba en estadio tres (va de 1 a 5 y en eso radica la gravedad) y había que tratarlo de inmediato.

 

“Yo había sentido las bolitas y me dolían. En el medico al que iba en ese momento, distinto al que después me encontró el cáncer, me decía: -Tranquila porque a tu edad esto no es normal, esto no pasa, no te preocupes, es cuestión de controlarlo pero esto no es nada grave-. Con eso yo me quede tranquila,  jamás fui a una mastologo, jamás me hice una mamografía, nada. Después cambie de ginecólogo y él me dijo que si había que estudiar eso un poco más a fondo y con el embarazo obviamente eso empezó a crecer mucho más”

 

A pesar que los médicos explicaron todos los riesgos que podía tener el hecho de mantener su embarazo y aun así no dar porcentajes claros de las probabilidades de éxito, la decisión estaba en manos de ella y de su esposo. Cualquier riesgo corría por cuenta de ellos dos.

 

“Fueron unos días bastante complicados con mi esposo para tomar la decisión de qué hacer, si continuar con el embarazo o suspenderlo. Definitivamente oímos la voz del corazón, que yo creo que es lo que a uno nunca le falla, y decidimos continuar”.

 

Prosiguió  su embarazo con toda la fuerza del mundo e inicio sus quimioterapias. Durante su proceso se enfocó más en el embarazó que en la enfermedad.

 

“Tuve un embarazo muy normal. Iba periódicamente a mi ginecólogo. Si uno va una vez al mes yo iba cada semana. Me hacían ecografías, me revisaban, miraban como iba la evolución de mi bebe y afortunadamente el desarrollo fue perfecto. Logre llegar a la semana 34 y Alicia nació súper bien, por parto natural, saludable, sana, no tuvo que quedarse en incubadora,  sino salió derechito para la casa con nosotros”.

 

El milagro estaba hecho. A partir de ese momento continúo luchando por su vida. Tras el nacimiento de Alicia y durante el posparto, siguió con quimioterapias, doce (una semanal), después

Publicidad
la operaron, le hicieron 28 radioterapias y finalmente 15 quimioterapias más. En abril del presente año termine el tratamiento.   

 

“Llegar a mi casa después de la quimioterapia y encontrar a Alicia, a mis otros dos hijos y a mi esposo, ver que Alicia estaba ahí, que estaba bien y que esto que había ocurrido era un milagro, era mi motivación de cada día. Me ayudaba mucho pensar que ella estaba ahí, que seguía conmigo. A parte del desgaste físico y todo lo que eso implicaba, digamos que mi fuente de energía era Alicia, mis hijos y mi esposo”.

 

En estos momentos, Catalina puede decir que está al otro lado. “Como dice mi oncólogo: -Ya todo quedo dentro de un frasco- y ya todo quedo en el pasado”. Esta experiencia ya pasó y se encuentra bien, muy sana, obviamente con un tratamiento en pastillas que debe seguir durante varios años pero bein.

 

“Con una vida muy tranquila y saludable, con ejercicio y buena alimentación. Lo principal que yo creo hay que tener es: uno, a Dios, que para mí es súper importante, es mi vida; y dos, una salud mental bastante buena porque eso ayuda a una mejor calidad de vida”.

 

Mujeres como ella, que se han enfrentado a los escollos de este mal y han sobrevivido, año tras año se reúnen en torno a un partido de futbol para ser voceras de la importancia en la prevención y diagnóstico temprano del cáncer de seno.  

 

Periodistas, actrices, presentadoras y deportistas participarán este año en la Novena Copa por la Vida. El tema central de este año tiene como objetivo concientizar a las mujeres sobre la prevención a cualquier edad, pues el estudio (ACM1) de la Asociación Colombiana de Mastología reveló que el 30% de las mujeres con cáncer de seno son diagnosticadas antes de los 50 años.

 

Ver Famosas y sobrevivientes de cáncer en un partido por la vida

 

“Todas estas comunicaciones y toda la parte mediática que gira alrededor de este partido de futbol, hace que las personas empiecen a oír un poco más y escuchen casos como el mío. Creo que conocer la historia de una persona con la que de alguna manera uno se pueda identificar, hace que uno tome conciencia y vea que esto si está pasando en personas jóvenes, en personas saludables. Es importante para las personas ver que es algo que no discrimina, que no tiene edad y hay que tomarlo muy en serio”

 

Publicidad
Previous ArticleNext Article