'Timochenko' servido en bandeja de plata

Con el episodio de ‘Timochenko’ y los viajes que hizo a La Habana el Gobierno Nacional le dio ‘papaya’ a varios sectores de la política para que cuestionen la legitimidad y la confianza que el presidente Juan Manuel Santos necesita sobre el proceso de paz.

Se especulaba que el jefe máximo de las Farc, Rodrigo Londoño, alias ‘Timochenko’, viajaba a La Habana para tener interlocución directa con los voceros de la guerrilla y ver de cerca los acuerdos. Por mucho tiempo esa teoría se mantuvo en la mesa de discusión de la opinión pública hasta que el ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón, desató una polémica al revelar este miércoles que el jefe guerrillero ha estado en la isla.

 

“Informes de inteligencia revelan algunas informaciones sobre viajes que hizo este delincuente a La Habana, son informaciones que estamos verificando, pero sin importar, tratamos de mantener vigilancia para identificar en el territorio colombiano donde se encuentran”, aseguró.

 

De inmediato hubo una avalancha de reacciones a favor y en contra y 24 horas después, cuando la controversia en las redes y el en espectro político sigue en ascenso, el ministro del Interior, Juan Fernando Cristo, confirmó los hechos e indicó que ‘Timochenko’ viajó dos veces a Cuba.

 

“Por solicitud del Gobierno, los países garantes y acompañantes han facilitado las condiciones para el buen desarrollo del proceso, que busca terminar el conflicto armado, incluyendo la realización de consultas internas por parte de las FARC. En desarrollo de esas consultas, alias Timochenko ha estado en dos ocasiones en La Habana”, menciona un comunicado leído por el jefe de la cartera política.

 

Cristo anotó que esas visitas han tenido como objetivo garantizar los avances de los acuerdos y que en ellas no ha tenido presencia la delegación del Gobierno. Momentos más tarde el propio presidente Juan Manuel Santos subrayó que él mismo autorizó la llegada del jefe guerrillero a La Habana.

 

Ahora se están rasgando las vestiduras porque ‘Timochenko’ estuvo en Cuba. Yo autoricé que ‘Timochenko’ fuera”, apuntó.

 

La afirmación del Mandatario, junto con la controversial declaración de Pinzón y lo dicho por Cristo, dieron ‘papaya’ para que el gabinete recibiera una oleada de críticas por lo que pareciera ser un desorden en la efectividad con la que el Gobierno emite información relevante, pues con la alocución de Santos –dicen algunos- habría sido suficiente y la polémica no hubiera cogido tal envergadura.   

 

Papayazo’ para la oposición


A pesar de que el Centro Democrático recibió con indignación la noticia, el partido aprovechó para darle palo –nuevamente- al Presidente.

 

“Ni Santos, ni los ministros sabían de los viajes de ‘Timochenko’ porque no se levantaron las órdenes de captura reglamentadas por la Ley 1140. Nos están mintiendo”, explicó José Obdulio Gaviria a Confidencial Colombia.


El férreo senador uribista manifestó que el jefe de la guerrilla “pareciera estar por encima de la ley en Colombia. Ellos están haciendo lo que se les venga en gana (…) convirtieron al Gobierno en rey de burlas”. E insistió que no cree que se le haya dado aval al cabecilla para hacer esos viajes pues las órdenes de captura siguen en pie.  De la misma manera precisó que Santos “habría violado la ley” al permitir el arribo de ‘Timochenko’ a La Habana.

 

Por su parte el expresidente Álvaro Uribe Vélez sentenció que “este señor ‘Timochenko’ sigue acá dirigiendo masacres contra colombianos y uno de las palabras del ministro de Defensa infiere que salió a Cuba desde el paraíso terrorista de Venezuela”.

 

‘Papayazo’ para la izquierda


Antes de las declaraciones hechas por Cristo los parlamentarios de la izquierda ya habían manifestado su rechazo por el incidente.

 

En efecto, el senador del Polo Democrático Iván Cepeda dijo en medios nacionales que lo enunciado por Pinzón está “absolutamente fuera de los canales regionales y creo que con ella se intenta hacerle daño al proceso”. 

 

Algo similar afirmó la representante a la Cámara Ángela María Robledo: “Yo le pregunto al ministro ¿Usted de qué lado está, de la paz o de la guerra?, siempre lo he dicho, Pinzón parece más el ministro de Álvaro Uribe y no el ministro de este Gobierno”, dijo la parlamentaria de la Alianza Verde a El Tiempo.

 

La respuesta de Pinzón


“Pues no me conocen (…) están un poco confundidos. Resulta que yo llevo trabajando con el presidente Santos, más que cualquiera de los ministros que lo rodean, cualquiera de quienes ahora lo apoyan políticamente. Está claro, que aquí seguimos sus lineamientos y sus órdenes, sino también nos une una relación personal de afecto y de respeto, por supuesto que nadie más interesado que quien les habla para que el presidente Santos logre el éxito de sus políticas, que ese es el éxito del país entero y en ese sentido seguiremos trabajando”, sentenció el Ministro en una alocución desde Caucasia, Antioquia.

 

Esta no es la primera vez que las afirmaciones del Ministro de Defensa y su labor desde la cartera son consideradas como un desequilibrio al proceso de paz. Por ejemplo, durante el escándalo de las chuzadas de ‘Andromeda’, la Alianza Verde pidió la renuncia de Pinzón argumentando una ejecución insuficiente de sus funciones, acción que también tuvo respaldo del Polo.