Notice: Trying to access array offset on value of type bool in /data/confidencialcolombia.com/wp-content/plugins/all-in-one-seo-pack/admin/aioseop_module_class.php on line 1725

“Tercería: un matrimonio en camas separadas”

El ex gobernador de Nariño reveló que dentro de pocos días se anunciará oficialmente cómo y quiénes harán parte de la llamada ‘tercería’ para escoger candidato a la Presidencia. Dijo además que es inevitable que el proceso de paz quede en medio de las elecciones de 2014.


Con el tono conciliador que lo caracteriza, Antonio Navarro Wolf, ha logrado un estatus político que muchos envidiarían, ya que logra mantener el mismo diálogo tanto con los sectores de izquierda, como con los de derecha. Esa posición es la que lo hace atractivo para varios partidos políticos que ansían llevárselo para sus filas, como el Partido Verde, los liberales o el propio ex presidente Álvaro Uribe.

Anuncios

 

Navarro anda dedicado a la academia, pero pareciera ser solo una distracción, porque lo que realmente lo tiene trabajando al 100%, es su obsesión por conseguir la proclamación de un candidato a la Presidencia de la República que surja de la unión de todas las fuerzas políticas que quedaron en medio de la pelea entre el santismo y el uribismo.

 

En entrevista con Confidencial Colombia, el ex constituyente afirma que está convencido que el acuerdo de paz entre el gobierno y las Farc no se firmará en 2013, lo que obligará a que se continúe el diálogo en pleno proceso electoral. Insiste en que la guerrilla debe olvidarse de hacer política sin dejar las armas y que la reelección del Presidente Juan Manuel Santos, cada vez está más  embolatada.

 

Tercería para las elecciones


Confidencial Colombia: ¿Cómo va a conseguir esa ‘tercería’ de la que tanto se habla y que pareciera no tener bases para consolidarse?


Antonio Navarro Wolf: Aquí hay varios caminos. En el análisis no hay que sacar el centro, me parece que el centro juega un papel muy importante, porque aquí no estamos simplemente para dejar una constancia histórica de que seguimos existiendo quienes tenemos una alternativa en Colombia, sino que tenemos es que ganar las elecciones. Eso me parece que es a lo que se debe apostar. Los fenómenos políticos se producen en las épocas electorales, si hay una serie de condiciones.

 

La división entre los doctores Álvaro Uribe y Juan Manuel Santos genera un espacio para una tercera opción, si somos capaces de unir un espectro lo suficientemente amplio y para ello necesitamos el centro en todo esto. Eso es algo en lo que he estado trabajando insistentemente, porque tenemos una oportunidad de construir algo alternativo y disputar el poder nacional en 2014. Ese tiene que ser el resultado de una unión de sectores de Centro, de Centro izquierda y la de izquierda también. Todavía los detalles del escenario están por construirse, pero lo que podemos decir es que frente a la división de los antiguos aliados, hay un espacio que debemos aprovechar.

 

C.C: Le están haciendo ‘ojitos’ de varios partidos y movimientos políticos ¿Por cuál de esos se va a decidir?


A.N.W: Yo estoy en lo que estoy todo el tiempo. Yo estoy haciéndole ojitos a todo el mundo que quiere una alternativa. Yo no soy un hombre del establecimiento, no estoy ni estaré en la Unidad Nacional, tampoco estaré en el Centro Democrático, soy un hombre de alternativas.

 

Personalmente he conversado con todos, menos con las Farc. He conversado con la Unión Patriótica; con el Partido Comunista; con la ACI; con los indígenas; con el Polo Democrático; con sectores liberales inconformes; con los conservadores; con movimientos de muchas regiones del país, con todos ellos buscando una alternativa.

 

Creo que Colombia necesita una alternativa y esa es en la tarea en la que estoy ahora, no más los mismos con las mismas. Me preguntan que si yo voy a ser candidato a algo y les respondo que la verdad pierdo capacidad de interlocución si me pongo de precandidato.

 

El catalizador, para usar un término químico, debe estar por fuera de la reacción química porque o sino no cumple bien su función, y espero que tengamos buenas noticias pronto, de que empiecen a producirse resultados de los esfuerzos que muchos estamos haciendo, ojalá antes de que se acabe el mes de julio.

 

 

C.C: ¿Estamos hablando de la conformación de un nuevo partido?


A.N.W: No. Mi tesis es que debemos ser un matrimonio en camas separadas. Ya hemos experimentado los matrimonios con una sola cama y eso estorba mucho los brazos, las piernas, etc. Es mejor las camas separadas y mejor todavía en habitaciones separadas, pero juntos en propósitos y eso es una coalición, eso es una alianza, eso es un frente si queremos llamarlo de alguna manera. Eso es lo que tenemos que organizar en éste periodo.

 

Porque fíjese que el Polo no fue capaz de mantenerse unido frente a sus diferencias, al Partido Verde le pasó lo mismo, y creo que esa experiencia nos indica que es mejor tener más flexibilidad en las relaciones internas, propósitos comunes para que la unidad sea más duradera.

 

C.C: ¿Eso significa que sí tendrán candidato propio para las elecciones de 2014?


A.N.W: ¡Claro! Significa que debe haber una consulta en el mes de marzo y algún otro método como una combinación de consulta y encuesta, para escoger una candidatura unificada entre los sectores que no están ni en la Unidad Nacional ni en el Centro Democrático.

 

Sobre el Centro Democrático yo respeto su proceso para escoger un candidato que lo más seguro es que sea el doctor Francisco Santos, y por otro lado la Unidad Nacional tendrá en Juan Manuel Santos su candidato presidencial para la reelección.

 

C.C: ¿Cuáles son esos posibles candidatos de esta coalición?


A.N.W: Clara López, Eduardo Verano de la Rosa, Antonio Navarro, José Antonio Ocampo, Feliciano Valencia, por qué no Ingrid Betancourt, a ver si se anima a meterse de nuevo a la política colombiana; por qué no el ex alcalde de Cali, Jorge Iván Ospina, Jorge Londoño ex gobernador de Boyacá… Nombres hay, y entonces escogeríamos una opción. El último que ha dicho que tiene intereses presidenciales es el Senador Camilo Romero, en fin, aquí estamos con un as de alternativas que permitan unificarnos en una candidatura que dispute la Presidencia de la República en 2014.

 

¡No más participar por participar! Hagamos una cosa lo suficientemente grande que pueda disputar la Presidencia de 2014, aprovechando además que todas las encuestas muestran que al Presidente Santos, la gente no lo quiere reelegir y presentémosle una alternativa.

 

C.C: ¿Ha hablado con Ingrid Betancourt a ver si le suena la idea que usted propone?


A.N.W: Tuvimos contacto hace unos meses y pues a ella la he notado como interesada en volver a meterse en la política colombiana. ¡Qué bueno! Que venga y que se meta y que nos acompañe, en un proceso de selección democrática de una candidata o candidato alternativo.

 

Proceso de paz


C.C: ¿El proceso de paz que adelanta el gobierno con las Farc se firmará éste año?


A.N.W: Las Farc no podrán hacer parte de un movimiento político mientras no se desarmen, obviamente no es posible que vayan a hacer política con armas. El principio de toda negociación de paz es que dejen las armas y participen en política, todavía no hemos llegado a ese punto.

 

Tengo la impresión de que las negociaciones van a un ritmo que no permite pensar en que va a producirse un resultado en 2013. Creo que debemos pensar en elecciones y proceso simultáneamente. Ese es el escenario más probable, yo no sé si es sano o insano, pero es la realidad.

 

¿Qué es lo que se requiere? Que se avance en un acuerdo parcial como se hizo con el del sector agrario, ninguno de los cinco puntos va a resolverse de un día para otro. El de las víctimas, el de cultivos ilícitos, todos esos son complicados, y todos van a tener tiempos y dificultades. Pero si se avanza en un segundo punto, lo cual señala que hay la posibilidad real de llegar a un acuerdo en 2014, vamos a tener elecciones con proceso de conversaciones simultáneamente.

 

C.C: ¿Lo que está sucediendo en el Catatumbo puede afectar los diálogos de la Habana?


A.N.W: En el Catatumbo lo que uno se da cuenta es que hay una organización campesina muy fuerte, pero también muy radical, que hace más complejo el proceso de negociación.

 

Lo de la zona de reserva campesina no es ilegal, yo no veo porqué el gobierno se niega a eso, pero si es esencial mirar esto en una óptica en la que debe haber un esfuerzo de diferentes sectores y no fraccionado y separado. Porque este es un caso típico de lo que puede pasar en el postconflicto, claro está, sin grupos armados. En el postconflicto si no logramos construir el tejido de confianza en las regiones, en las organizaciones sociales, pues va a ser muy complicado producir buenos resultados, y claro de alguna manera pensaría que en el Catatumbo, ya que están conversando las Farc y el gobierno en Cuba, debería haber la posibilidad de un laboratorio de cómo sería un proceso de postconflicto, en pequeño, en unas regiones determinadas.

 

¿Cómo funcionaría el postconflicto? El postconflicto en la idea sería la finalización del conflicto y a un desarme de la guerrilla.

 

Los campesinos tienen razón en ser desconfiados, porque los alcaldes sesgan políticamente las inversiones, pero por otro lado, es esencial bajarle a la polarización.

 

Hay que encontrar el mecanismo para acabar las distensiones  y resolver problemas y lo digo para los dos, para el Estado colombiano y las organizaciones sociales. Que vaya el Presidente Juan Manuel Santos no resuelve el problema.