Actualidad

Tensión por ataque de Farc con 'tatuco'

Publicidad

La guerrilla lanzó un cilindro bomba en la región de Miranda, Valle del Cauca, que mató a una niña de dos años y dejó heridas a tres personas. Los hechos se dan luego de que el presidente Juan Manuel Santos advirtiera una posible suspensión del proceso de paz.

Las Farc pretendía atacar una zona de presencia del Ejército con un ‘tatuco’ (cilindro boba), no obstante el artefacto cayó cerca de una casa familiar en Miranda, Valle del Cauca. El fatídico incidente dejó a una niña de dos años muerta y provocó laceraciones los padres y el hermano de la bebe. Fuentes oficiales señalan que este nuevo atentado es atribuido al cabecilla de la columna móvil Gabriel Galvis de la guerrilla.  

 

Los hechos se dan bajo un panorama delicado, dadas las últimas avanzadas militares que las Farc han cometido en contra de la infraestructura del país que provocaron el descontento inmediato del presidente Juan Manuel Santos.

 

Publicidad

En efecto, el mandatario ya emitió dos advertencias y pidió al grupo guerrillero dejar de “jugar con fuego”, de manera que el proceso de paz que se adelanta en La Habana –aspecto por el cual fue reelecto- no se fracture. De la misma manera se refirió el presidente del Congreso José David Name, quien le contó a Confidencial Colombia que la guerrilla tiene una última oportunidad para el cese de hostilidades. Vea el ultimátum de Name.

 

Desde las Farc ya emitieron una primera respuesta ante las declaraciones de Santos y con el mismo tono preventivo dieron luz del delicado estado en el que se encuentran las negociaciones con el Gobierno.

 

Marco León Calarcá. Negociador de las Farc en La Habana, le dijo al diario londinense The Guardian que “quieren (gobierno) la paz de forma gratuita, pero eso no va a suceder. Una pantomima de la paz no solucionará las raíces del conflicto”. De esta manera, mientras que no se fortalezca la confianza entre los actores en dialogo y no cesen los episodios de violencia, la alerta por una posible detención de la mesa de negociaciones de parte y parte seguirá al rojo vivo y más aún cuando se discuten aspectos sensibles como las víctimas. 

Previous ArticleNext Article