Tensión entre Colombia y Nicaragua

El Gobierno nacional hizo una grave denuncia sobre la forma en que el país centro americano está violando los tratados internacionales sobre el mar territorial colombiano al ofrecer la explotación de recursos en territorios que no le pertenecen. Colombia envió nota de protesta.

Un nuevo capítulo enrarece las relaciones entre Colombia y Nicaragua, tras la denuncia hecha por parte del Ministerio de Relaciones Exteriores que a través de un comunicado afirmó que el gobierno de ese país está ofreciendo derechos de explotación en aéreas que le pertenecen a Colombia y a otros países en el Mar Caribe.

 

Anuncios

“El Gobierno de la República de Colombia informa a la opinión pública y a la comunidad internacional que el Gobierno de Nicaragua está realizando una oferta de bloques para exploración y explotación de hidrocarburos, costa afuera en el Mar Caribe, incluyendo bloques en áreas que le pertenecen a Colombia y en las de otros países de la región cuyos intereses también son afectados por esta pretensión”, indica la misiva.

 

Así mismo, señala que “los mapas publicados en la página Web Ministerio de Energía y Minas de Nicaragua, donde se ubican los bloques ofertados para exploración y explotación de hidrocarburos, muestran que un número significativo de los bloques ofertados están ubicados en áreas colombianas, incluido Quitasueño y sus áreas adyacentes”.

 

De manera categórica el Gobierno colombiano rechazó la actitud del Ejecutivo nicaragüense y advirtió que no permitirá labores de explotación en aguas territoriales.

 

“El Gobierno de la República de Colombia rechaza enfáticamente este intento nicaragüense de ofrecer derechos de exploración en áreas que no le pertenecen, en clara violación a la soberanía y derechos soberanos de Colombia, vulnerando de esta manera la convivencia y la preservación del medio ambiente marino en esta área del Caribe. El Gobierno de la Republica de Colombia se permite reiterar que no aceptará ni permitirá labores de exploración o instalación de infraestructuras para explotación de hidrocarburos bajo concesiones que pretendan ser otorgadas por el Gobierno de Nicaragua en áreas que corresponden a Colombia”, señala la Cancillería.

 

Finalmente explicó que “muchos de estos bloques están ubicados dentro del Área de la Reserva de Biósfera Seaflower, reconocida por la UNESCO, donde la protección de los recursos naturales es obligatoria ya que se trata de ecosistemas costeros y marinos que son ejemplo excepcional de diversidad de hábitats, complejidad e interconectividad”. 

 

La Canciller María Ángela Holguín aseguró que “el lunes envié una nota de protesta por el mapa de exploraciones donde estaría la reserva comprometida. Vamos a dar esta batalla con la Unesco”.