“Tatequieto” al narco-contrabando anuncia el Gobierno

Luego de las incontables quejas de los empresarios del sector textil y confecciones así como de los productores de calzado, el Presidente de la República, Juan Manuel Santos anunció medidas arancelarias para frenar el flagelo del contrabando. El Primer Mandatario reconoció que sin duda alguna esta actividad se mezcla con el narcotráfico.

El Gobierno decidió acudir a la que llamó arancel específico el cual cobra cuatro dólares por cada kilo de mercancía importada. Esta decisión está siendo revisada por los técnicos del ejecutivo y se pondrá en marcha una vez se socialice con los empresarios. Aclaró que la medida es transitoria por cuanto tendrá una vigencia de seis meses, tiempo en el que se endurecerá, si es del caso o se desmontará.

 

Anuncios

El anuncio presidencial apunta a que los importadores legales que reporten internaciones legales tendrán un alivio del cinco por ciento en sus importaciones, es decir estas pasarán del 15 al 10 por ciento.

 

Para el Presidente Santos es muy preocupante que en Colombia se registren importaciones crecientes en donde el producto importado llegue al mercado a precios irrisorios que van en total detrimento de la industria colombiana.

 

Agregó que al encarecer el producto importado se protegerá al productor que paga los platos rotos por dichas mercancías ilegales. La medida ayudará a los confeccionistas, a los textileros y a los fabricantes de calzado.

 

“Queremos impedir que esas importaciones ilegales sigan causando tanto daño a los confeccionistas y a los empresarios en general”, indicó el Presidente.

 

De manera paralela el mandatario anunció que su despacho le pedirá al Banco de la República mayores intervenciones con el fin de frenar el fenómeno revaluacionista que se espera por la mayor llegada de divisas y por el entorno internacional. Consideró que tal y como están las cosas, hay ambiente para que Emisor siga bajando las tasas de interés para fomentar la demanda de bienes y servicios y evitar una contracción de la economía que puede tener muy buen comportamiento con la demanda interna.

 

Santos anunció que para no desentonar con el Banco Central, su Gobierno procederá a aumentar las compras de divisa con el fin de coadyuvar con la menor apreciación de la moneda local. El año anterior el ejecutivo absorbió no menos de 1.900 millones de dólares.

 

Gremios se pronuncian

 

Los comerciantes colombianos expresaron su total descontento con las medidas que adoptará el Gobierno y aseguraron que estas, contrario a frenar el contrabando lo incentivará.

 

El presidente de la Asociación Nacional de Comerciantes (Fenalco), Guillermo Botero Nieto declaró en este medio que una determinación de semejante calibre castiga “durísimo” a los empresarios o importadores legales.

 

“Este anuncio del arancel específico nos deja una inmensa preocupación porque se vuelve a un impuesto que existía hace 60 u 80 años. Con esto se disparará el contrabando porque con esa penalización los contrabandistas se morirán de la risa”, comentó el dirigente gremial.

 

A su turno el presidente de la  Asociación Colombiana de Industriales del Calzado, El Cuero y sus Manufacturas (Acicam), Luis Gustavo Flórez comentó que si la medida está diseñada para neutralizar las importaciones con precios irregularmente bajos esta tiene acogida y es bienvenida.

 

“Aun cuando no conozco en detalle esa medida, lo que sí puedo decir es que la vemos con buenos ojos siempre y cuando apunte a meter en cintura las importaciones masivas y de muy bajo costo que desplazan al productor colombiano de su mercado doméstico, situación insostenible que redunda en cierre de empresas, menores puestos de trabajo y menor crecimiento económico”, concluyó.