Notice: Trying to access array offset on value of type bool in /data/confidencialcolombia.com/wp-content/plugins/all-in-one-seo-pack/admin/aioseop_module_class.php on line 1725

Takuma Sato gana las 500 Millas de Indianápolis; Montoya sexto

Takuma Sato ganó el domingo las 500 Millas de Indianápolis, para dar a la escudería de Michael Andretti su segundo triunfo consecutivo en la reputada carrera, que esta vez resultó sumamente accidentada.

 

Los pilotos de Andretti han conquistado la Indy 500 tres veces en los últimos cuatro años. En 2016, fue el novato Alexander Rossi quien se llevó la victoria. Esta vez le tocó el turno a Sato, quien se incorporó al equipo apenas en esta campaña y quien no figuraba entre los protagonistas en el Indianapolis Motor Speedway, dado que el número de participantes de Andretti para esta competición se amplió a seis, con la incorporación de Fernando Alonso.

 

Anuncios

El español Alonso se ausentó del Gran Premio de Mónaco en la Fórmula Uno a fin de probar suerte en las 500 de Indianápolis. Los problemas principales que enfrentó Andretti Autosport se relacionaron con la fiabilidad de sus motores Honda. Alonso brindó un espectáculo emocionante y tuvo la delantera durante 27 vueltas, la tercera mayor cantidad en la carrera.

 

Pero el bicampeón de la F1 terminó retirándose por un problema de motor, a 20 vueltas del final. Las escuderías que usan motores Honda han tenido una clara ventaja sobre los Chevrolet. Sin embargo, el motor del fabricante japonés ha tendido a presentar fallas.

 

Antes del problema que dejó fuera a Alonso, Ryan Hunter-Reay, quien conquistó esta carrera en 2014, debió abandonar también por un problema mecánico. Había marchado en la punta durante 28 vueltas y peleaba por los primeros puestos cuando sobrevino la avería.

 

El colombiano Juan Pablo Montoya también tuvo una buena actuación finalizando sexto en la prueba. Partía desde la 18ª posición con su Chevy de Penske y remontó doce puestos a base de ritmo y buen pilotaje. Por su parte Chaves finalizó noveno, Carlos Muñoz décimo y Sebastián Saavedra décimoquinto. Un gran papel de los colombianos con cuatro pilotos entre los quince primeros puestos.

 

En las últimas vueltas, Sato tuvo que resistir un embate del brasileño Helio Castroneves, quien trataba de ganar por cuarta vez, para empatar un récord. Castroneves, de la escudería Penske y con motor Chevrolet, tomó la delantera de forma fugaz, pero no pudo responder al reto que le impuso Sato. “Fue una carrera muy difícil. Helio corrió realmente bien”, comentó Sato. “La carrera fue fantástica”.

 

El margen de victoria del japonés fue de 0,2011 segundos, y le dio la reivindicación, luego de estrellarse en 2012, cuando trataba de rebasar a Dario Franchitti en la última vuelta.

 

Jubiloso por ser el primer japonés que gana esta competencia, Sato vació sobre su propia cabeza una botella de leche. Recibió un beso de la princesa de la carrera y alzó un dedo para señalar que era el número uno.