Notice: Trying to access array offset on value of type bool in /data/confidencialcolombia.com/wp-content/plugins/all-in-one-seo-pack/admin/aioseop_module_class.php on line 1725

Sudor y lágrimas en Europa: España a salvamento

Los analistas de mercado reunidos en Bogotá coincidieron en afirmar que el mundo tendrá que prepararse por cuanto se prevé un enfriamiento en la Eurozona en donde los crecimientos seguirán siendo negativos.

Según proyecciones conocidas por Confidencial Colombia, la Zona Euro terminará el año con saldo en rojo toda vez que el PIB para el último trimestre de 2012 cerrará en terreno negativo con un 0,01 por ciento. Para los analistas las perspectivas económicas para este sector del mundo no son nada alentadoras toda vez que se proyecta un producto interno bruto de 0,16 por ciento en el primer trimestre de 2013 seguido por un 0,38 por ciento en el segundo trimestre para cerrar en 0,59 en el tercero y 0,80 por ciento en el cuarto trimestre.

 

Anuncios

Los economistas consideran que esta situación llevará a que inaplazablemente los países de este bloque comercial acudan a planes de ajuste fiscal y a una austeridad que dejará sus secuelas sociales. De todas maneras afirman que dentro de lo destacable está la conservación de la Eurozona y de su moneda única. Dentro de los cálculos está la petición de salvamento que sin vacilación alguna pedirá España.

 

Salvamento y olé


El director de investigaciones económicas de la firma Acciones y Valores, Héctor Wilson Tovar afirmó que indiscutiblemente España acudirá al plan de salvamento porque la situación de deuda no da para más. Comentó que este año el país ibérico “pasó de agache” la situación, pero aseguró que con una deuda superior a los 230.000 millones de euros, la salida será por la vía de la ayuda.

 

“Por esos vencimientos hay líos muy agudos y se habla de un cupo de liquidez que los bancos europeos no podrán absorber, luego el mercado llevará a España progresivamente a pedir ese rescate lo cual no quiere decir que se disparen los niveles de aversión y si por el contrario daría más confianza porque el Banco Central Europeo puede comprar con más autoridad en la medida en que las autoridades españolas adelanten el tramite para acceder a esos recursos”, explicó Tovar.

 

Aseveró que el país ibérico tiene problemas de producción la cual se ha reprimido al máximo e igual situación muestra la actividad manufacturera en donde hay pérdida de dinámica, lo propio experimentan las ventas al por menor que están contraídas haciendo presagiar que vendrá un crecimiento muy lamentable.

 

Esta coyuntura siendo muy difícil, hace pensar que la Zona Euro no se atomizará, entre tantas razones por la flexibilidad de Alemania y su posición fiscal menos rígida. “Si bien no habrá crecimiento, la Eurozona no se desarma y se mantiene como destino importante de las economías”.

 

Los tiempos complicados llegarán a Europa por el costo de las medidas, el acomodamiento d las economías y los planes obligados de ahorro.

 

Estados Unidos quiere salir de la mala


Las proyecciones muestran que para el próximo año, el escenario en Estados Unidos puede ser más favorable, pese al déficit fiscal elevado y a la preocupante deuda externa, a hoy por cada dólar un americano debe 1,16 dólares.

 

En medio de todo el panorama gris, los estadounidenses están defendiendo sus tasas de crecimiento por lo que no sería extraño ver indicadores en ese país del dos por ciento, cifra motivada por el gasto del sector público y una amplia irrigación de liquidez que favorecería la demanda agregada.

 

De todas maneras, explica Tovar, la demanda en Estados Unidos está contraída porque los ciudadanos están ahorrando, gastando menos y acudiendo al consumo estratégico.

 

“Estados Unidos será sin duda una gran fuente de tranquilidad para el mundo en la medida que extienda sus niveles de liquidez para retomar la valorización y volviendo atractiva la renta variable”, explicó el analista.

 

Según el director de investigaciones económicas de Acciones y Valores, la Reserva Federal, posiblemente mantendrá los niveles de las tasas de interés los que acompañará de mayor emisión de circulante, eso sí, esperando que no vengan presiones inflacionarias con cargo al precio internacional del petróleo. En ese sentido se esperan cotizaciones entre 75 y 95 dólares por barril.

 

En síntesis se espera una recuperación de los commodities, un dólar débil en Estados Unidos para fortalecer las exportaciones del gigante del norte y por consiguiente una mayor revaluación de las monedas de los países emergentes y de América Latina.

 

Como favorable está la posible decisión de algunos inversionistas americanos que están en China, de venir a México porque los costos de producción están casi que a la par, lo que hace precisar que finalmente los capitales vuelven a su sitio de origen lo cual inyecta mayor confianza.

 

Para aumentar el optimismo se viene el conocido, Christmas Raly en donde la mayoría de las empresas le apuestan a mejorar los ingresos en la temporada de fin de año. Algunas factorías han reportado ingresos en este último trimestre hasta del 35 por ciento del total de las ventas anuales. Con ello vendrá más oferta de tecnología y de productos a menor precio que jalonarán el consumo, situación que impacta a América Latina y a Colombia.   

 

Colombia pinta bien


Para el capítulo Colombia, los expertos en bolsa esperan un buen cierre de año y un 2013 por encima de las proyecciones porque e esperan niveles de inversión arriba de los 17.000 millones de dólares, un PIB del 4,3 por ciento y una inflación del tres por ciento en promedio.

 

El estudio de Acciones y Valores considera que el Banco de la República congelará los tipos de interés a tal punto que los podría mantener en los niveles de 4,75 por ciento en el primer trimestre de 2013.

 

La inversión extranjera directa en Colombia tiene margen de aumentar por cuanto en Chile esta llega a 44.000 millones de dólares y Colombia tiene una población considerable que la hace muy atractiva como mercado y destino de renta.

 

El mal de 2012 que fue la desindustrialización y la caída en la producción se podría revertir en el próximo año en vista que se espera un crecimiento en las exportaciones, venidas a menos en esta vigencia por la apreciación del peso y los daños causados por la guerrilla a la infraestructura petrolera.

 

Colombia tendrá dinamismo económico en 2013, pero básicamente por el portafolio minero energético, en el desarrollo de obras civiles y posiblemente el sector agropecuario muestre un comportamiento positivo mas no destacado por la mayor demanda de alimentos.

 

“La inversión extranjera mira a Colombia porque tiene títulos de renta fija muy llamativos, con tasas del seis por ciento contra los americanos del 1,70 por ciento. Además de todo hay disciplina fiscal y un recaudo que supera en diez billones de pesos la meta trazada en 90 billones, es decir que en 2012 el recaudo superará los 100 billones de pesos”, declaró Héctor Tovar.

 

Por todo lo anterior, hay que precisar que la deuda pública se aligerará como porcentaje del PIB. Para tener en cuenta está la modificación al régimen de regalías que muestra un país confiable y avalado por las calificadoras de riesgo.

 

En el tema exportaciones, la firma prevé buenos tiempos como consecuencia de la diversificación de los mercados que se originó por el pasado diferendo con Venezuela. Dijo que llama por ejemplo la atención las exportaciones a España que en plena crisis se duplicaron al pasar de más de 1.500 millones de dólares en 2010 a una cifra que supera los 3.000 millones de dólares en 2011.

 

“Los TLC no son tan importantes, pero quien no los tenga si va a tener problemas”, adujo.

 

Ojitos chinos


Para 2013 y puntualmente para el caso de China el crecimiento estará por el orden de siete y ocho por ciento toda vez que está creciendo la demanda interna por el cambio en el modelo económico del país asiático en donde hay ingresos y poder de compra.

 

China ha querido comprar empresas en Europa, pero hay un problema de primer orden y es de seguridad nacional, motivo por el cual algunas corporaciones han dicho abiertamente que no quieren que los chinos tengan el control de las empresas y por eso limitaron las posibles compras. En el único frente e el que se mueve China es en el financiero con la compra de bonos de deuda.