Sorteo Champions: Falcao y Ospina se llevan los cocos y Cuadrado la bonita del baile

 

Falcao tendrá que medirse contra el City de Pep Guardiola, a Ospina le toca el todopoderoso Bayern y Cuadrado se la jugará contra el Porto de Casillas. El Barça vulelve a cruzarse con el PSG y el campeón Real Madrid se las verá con el Nápoles. La ida se jugará el 14, 15, 21 y 22 de febrero y la vuelta el 7, 8, 14 y 15 de marzo.

Ya se conoce el nuevo camino para encontrar el campeón de la Champions 2017. El sorteo realizado en Nyon, Suiza, ha deparado grandes duelos para el cruce de octavos. Los colombianos no salieron muy beneficiados en cuanto a sus rivales, dos de ellos se tendrán que ver las caras con los cocos del bombo. Falcao tendrá vérselas contra el City de Pep Guardiola y Ospina sostendrá desde el arco el bombardeo del Bayern, mientras a que Juan Guillermo Cuadrado le tocó bonita del sorteo, el Porto de Iker Casillas.

 

En cuanto al resto de emparejamientos destaca un PSG-Barcelona que se repetirá por tercera vez en los últimos cinco años. El actual campeón, el Real Madrid, tendrá que enfrentarse contra un Nápoles donde militan dos viejos ex del pasado, Callejón y Albiol. Los partidos de ida se disputarán el 14, 15, 21 y 22 de febrero mientras que los de vuelta se jugarán el 7, 8, 13 y 1 de marzo.

 

El mayor campeonato del Viejo Continente descansará por navidad y volverá en febrero con la ronda del KO. David Ospina será el primero de los colombianos en abrir la eliminatoria. Los gunners jugarán el 15 de febrero en el Allianza Arena contra un Bayern de Ancelotti que recién ha recuperado el dominio en casa. Los alemanes han sufrido más de la cuenta la depresión postguardiola, pero poco a poco van engranando el sistema continuista de Ancelotti. Los ingleses, que no pasan de esta ronda desde hace seis años, sufrirán de nuevo a su bestia negra que fue su verdugo en dos ocasiones. Si Wenger opta por seguir dándole la oportunidad a Ospina, el portero antioqueño tendrá que prepararse para sufrir toda la blitzkrieg teutona. 

 

El otro rival que nadie quería cruzarse en octavos era el Manchester City de Guardiola. El equipo de Falcao pondrá a prueba la fiabilidad de un conjunto de Pep que se ha destacado en estos primeros meses ha tenido un verdadero carrusel con altibajos. Cada vez más dominan el estilo que quiere su técnico pero todavía flaquean con una fragilidad alarmante en defensa. En cambio, el conjunto del Tigre se ha mostrado como una de las sensaciones de Europa. Son el equipo más goleador de las grandes Ligas con 53 tantos y se han colado en medio de la revolución francesa, que prueban de momento junto al Niza, para derrocar al imperioso PSG. El regreso de la mejor versión de Falcao le ha dotado de aquello que carecía, una figura referencia para el resto de compañeros. El delantero samario ha pillado la racha y ya no hay quien le baje del carro. Ahora apunta sus ojos al City de Guardiola, contra el que puede hacer un gran papel que reivindique su gran vuelta. Abrirán en el Etihad el 21 de febrero y cerrán la llave en casa el 15 de marzo.

 

El que se ha llevado al bonita del baile ha sido la Juventus de Cuadrado. Los bianconeri se enfrentarán a uno de los rivales más sencillos que le podían tocar, el Porto. El cruce deparará un nuevo duelo entre dos maestros del arco como Buffon y Casillas. Dos leyendas ya en el ocaso de sus carreras que casi con total seguridad medirán guantes por última vez. Los italianos parten como claros favoritos ante un Porto que hace tiempo que ha dejado pasar sus buenas épocas. Los portugueses ya no encuentran las perlas en el mercado de hace unos años y han visto como el Benfica les ha desbancado del trono casero. Jugarán la ida en Do Dragao el 22 de febrero y terminarán en Turín el 14 de marzo.

 

Los colombianos al menos se libraron del verdadero coco del bombo. Finalmente el campeón, el Real Madrid, se fue a la llave contra el Nápoles. James también se libró de un duelo fratricida con sus compañeros de selección y se la jugará contra uno de los rivales más asequibles que le podían tocar. Los blancos repiten enemigo italiano por segundo año en octavos, enfrente tendrán a dos viejos conocidos -Callejón y Albiol- que amenazan con hacer valer la ley del ex que tanto daño le ha hechos siempre a los merengues.

 

El gran duelo por octavos lo dejó el PSG-Barcelona. Franceses y españoles se vuelven a ver las caras por tercera vez en cinco años. Luis Enrique predijo que les iba a tocar una joyita en y sus premoniciones se acabaron cumpliendo. Los parisinos, comandados por Cavani, han perdido el fuelle de los últimos años. La salida de Ibra les ha afectado y ya no dominan ni siquiera su campeonato local como venían haciendo. Lo mismo le sucede al Barça de Luis Enrique que tampoco recuerda al estilo que lo ha caracterizado en la época reciente.

 

El resto de duelos lo conforman el Leverkusen-Atlético, Leicester-Sevilla y Benfica Borussia Dortmund.