Actualidad

Sigue la guerra en el Cauca

Desde las tres y media de la mañana de este martes, miembros de las Farc hostigan la estación de policía y la base militar del municipio de Suárez.

El conflicto en el Cauca no da tregua. La zozobra, que ya es una sensación propia de los habitantes del territorio caucano, volvió a apoderarse esta vez de la gente del municipio de Suárez.

En la madrugada de este martes comenzaron a sentirse explosiones, ráfagas de fusil y sonidos de cilindros. Eran miembros del sexto frente de las Farc tratando de hostigar tanto el puesto de policía como la base militar del lugar. Armados de granadas, armas y explosivos, los irregulares trataron de alterar el orden público.

De acuerdo con la información suministrada por un comunicador del municipio, “los subversivos

Publicidad
dejaron dos cilindros de alta capacidad cerca de las estación; pero, afortunadamente, no hicieron explosión”.

El secretario de gobierno de Suárez, Juan Carlos Caicedo, confirmó los hostigamientos contra la base militar y señaló que los ataques contra el casco urbano se frustraron y que los cilindros quedaron abandonados en la calle donde está ubicada la iglesia. También dijo que no se han presentado daños ni heridos.

Fuentes cercanas a Confidencial Colombia confirman que en el municipio de Corinto, también en el norte del Cauca, se han escuchado “fuertes explosiones” e intercambio de disparos a pocos metros del casco urbano, en inmediaciones de las bases militares.

Publicidad
Previous ArticleNext Article