Shakira, una mamá feliz

Como si de un interminable serial se tratara, por fin Shakira, la cantante colombiana, ha dado a luz, un acto en apariencia natural que en su caso se ha visto rodeado de un sinfín de mensajes en Twitter, un carné de socio de fútbol, “morritos besuqueros” y vistosos patucos, todo en torno al recién nacido que ha tenido con el futbolista español Piqué, un bebé a quien han puesto de nombre Milan Piqué Mebarak.

Como si de un interminable serial se tratara, por fin Shakira, la cantante colombiana, ha dado a luz, un acto en apariencia natural que en su caso se ha visto rodeado de un sinfín de mensajes en Twitter, un carné de socio de fútbol, “morritos besuqueros” y vistosos patucos, todo en torno al recién nacido que ha tenido con el futbolista español Piqué, un bebé a quien han puesto de nombre Milan Piqué Mebarak.

¿Y por qué han puesto de nombre Milan a su hijo, y no Milán, como parecería más normal? El día del nacimiento, el pasado día 22, Shakira y Piqué divulgaron un comunicado en el que declaraban su felicidad y señalaban que, en la pronunciación del nombre del niño, “la acentuación debe recaer sobre la primera sílaba”, ya que este nombre “significa querido, lleno de gracia y amoroso, en eslavo; en romano antiguo, entusiasta y laborioso; y en sánscrito, unificación”.

Anuncios

Nada más nacer, a Milan le fue abierta una cuenta en Twitter, al tiempo que se le hacía socio número 171.761 del Fútbol Club Barcelona, el equipo donde juega su padre.

Según fuentes acreditadas, o sea, quienes fueron a visitarle a la clínica, el bebé ha salido “guapo”, aunque las mismas fuentes disienten en el parecido, lo que tiene su aquél. Veamos.

Gerard Piqué, que se emocionó al presenciar el parto y se encuentra “feliz”, afirma que todos dicen que tiene su boca. Incluso los padres de Shakira, William Mebarak y Nadia Ripoll, para la que Milan es su primer nieto, desean “que se parezca a su padre”.

También el socarrón de la familia,  el bisabuelo paterno, Amador Bernabéu, reconoció que Milan tiene “morritos besuqueros”, como su padre. Sin embargo, Joan Piqué, el abuelo paterno, ha subrayado que se parece más a Shakira. Como se puede deducir, todo un lío de parecidos.

MAREA DE PLEITOS.

No obstante, el nacimiento de Milan no parece que vaya a resolver la marejada de pleitos en la que la artista colombiana navega. Su ex, Antonio de la Rúa, le reclamó 100 millones de dólares por encumbrarla a la fama y dos antiguos empleados suyos le pidieron otros casi 200.000 dólares por despido improcedente.

En verano se supo que dos exempleados suyos, Davier Hernández y Maritza de Ávila, la habían demandado por despido injustificado. Ellos aseguraron que Shakira los echó porque, en mayo pasado, no accedieron a cocinarle un pollo al horno pasada la medianoche.  

De Ávila dedicó 24 años de su vida a la limpieza, las compras y la cocina de Shakira, mientras que Hernández trabajó durante 11 años como chófer y cocinero, y fue quien rehusó preparar el pollo, dando pie a una acalorada discusión con la artista.

La reclaman entre 130.000 y 190.000 euros (entre unos 160.000 y 234.000 dólares), en concepto de daños morales e indemnización por el tiempo trabajado.

El pasado 4 de diciembre, fecha fijada para la vista por el despido improcedente de los dos exempleados, la cantante esquivó a la justicia de Barcelona (España) y no se presentó ante el juez: no lograron encontrarla para entregarle la citación del juicio. Ahora el comienzo del contencioso se ha aplazado hasta el próximo 7 de febrero.

También el 4 de diciembre pasado se supo que el exnovio de Shakira, el argentino Antonio de la Rúa, había presentando una demanda contra la cantante colombiana en un tribunal de Nueva York, en la que le reclamaba 100 millones de dólares como compensación por haberla encumbrado a la fama durante los años en los que trabajó como su representante.

Según publicó US Weekly, el hijo del expresidente argentino Fernando de la Rúa acusaba a la estrella de “Hips Don’t Lie” de incumplir su contrato e infringir su responsabilidad fiduciaria.  

El que fuera novio de Shakira durante una década afirmaba que su expareja había infringido el acuerdo oral que alcanzaron cuatro años después de conocerse, por el cual éste recibiría una parte de los beneficios generados por la cantante “a cambio de la contribución de sus habilidades en mercadotecnia y negocios”.

La acusación se presentó un mes después de que Shakira interpusiera también una demanda contra su exnovio, al que culpó de haberse apropiado indebidamente de fondos generados por su éxito musical durante los años en los que éste trabajó como su representante.
 

FELICIDAD PARA LOS BIENHECHORES.

Shakira y Piqué, que acaban de cumplir años, ella 36 y él 26, ambos el mismo día, el 2 de febrero, algo que sólo pueden achacar a una dichosa coincidencia astral, son, sin embargo, felices.

A finales del último septiembre, previniendo la llegada de Milan, la pareja se mudó desde el lujoso tríplex en el que vivían en el centro de Barcelona (España) a una casa más acogedora situada en Esplugues de Llobregat, a las afueras de la Ciudad Condal.  

Se dice que las buenas obras atraen la felicidad, y la cantante colombiana, a mediados de enero, anunció, con motivo del nacimiento de su hijo, su colaboración con Unicef en un “baby shower” (fiesta del bebé) virtual para ayudar a niños desfavorecidos.

“La llegada de nuestro primer bebé es un momento único en nuestras vidas;  por ello hemos querido invitarlos a nuestro ‘baby shower’ en asociación con Unicef, a través del cual pueden ayudar a bebés de todo el mundo que viven en condiciones de pobreza extrema, con el fin de ofrecerles un comienzo digno en la vida”, rezaba el comunicado de la pareja.

La buena acción de Shakira y Piqué consistió en invitar a visitar una plataforma cibernética en la que ofrecían información sobre la supervivencia infantil y las enfermedades prevenibles y de fácil curación que afectan a los niños que habitan regiones de extrema pobreza.

Tampoco era moco de pavo que aquellos que hicieron donativos recibieron una nota personal de agradecimiento de la pareja.

Y es que la estrella de “Hips Don’t Lie” siempre ha estado involucrada en causas benéficas: a finales de noviembre, un total de 4.095 niños colombianos de bajos recursos y situación de vulnerabilidad por el conflicto armado interno estaban matriculados en las instituciones educativas de su fundación, Pies Descalzos, según divulgó la organización.

Desde su fundación en 2003, esta organización no gubernamental (ONG) ha construido un colegio en Barranquilla, la ciudad natal de Shakira y capital del departamento del Atlántico (norte), y ha mejorado las instalaciones de un centro en la localidad de Soacha, aledaña a Bogotá, y una concentración de desplazados por la violencia.

Además, construyó un colegio en Quibdó, capital del deprimido departamento del Chocó, en el Pacífico colombiano, y otras cinco sedes rurales, pues la población más necesitada de “educación de calidad integral” se asienta en pequeños caseríos en la ribera de los numerosos ríos que riegan la región.

Los planes de la fundación, que tienen una inversión anual de tres millones de dólares, es continuar garantizando “la calidad de la educación y de su cobertura en la costa Atlántica”, pues es allí donde se registran los mayores índices de deserción.

Y, POR FIN, EL HIJO.

Desde que Shakira y Piqué hicieron pública su relación apareciendo de la mano en dos semanarios españoles, “¡Hola!” y “Lecturas”, y después de que la revista colombiana “Caras” les sacara en portada besándose, su amor tardó año y medio en cuajar. Y lo ha hecho gracias a Milan.

El pasado 19 de septiembre, Shakira confirmó, tras semanas de especulaciones, que ella y su novio, Gerard Piqué, esperaban su primer hijo y que, por ello, cancelaba todas las actividades promocionales que tenía previstas.
 

“Como muchos de ustedes saben, Gerard y yo estamos muy felices esperando la llegada de nuestro primer bebé”, dijo la cantante a través de su página web al confirmar su embarazo.

Pese a todo, Piqué ya dejó claro que “no ha habido petición de mano y que no hay planes de boda”. Como podría ser previsible con Milan a sus espaldas, ahora les correspondería casarse. Este puede ser el comienzo de un nuevo serial o simplemente la cotinuación del iniciado por el nacimiento de su primer hijo.    

RICARDO ALBILLOS.
EFE-REPORTAJES.