Notice: Trying to access array offset on value of type bool in /data/confidencialcolombia.com/wp-content/plugins/all-in-one-seo-pack/admin/aioseop_module_class.php on line 1725

Sector justicia de Cundinamarca dice que el paro se agudizará

En Madrid en Cundinamarca el paro judicial tiene al municipio en ascuas. Aunque la población vive en total normalidad, aseguran que a partir de la próxima semana se agravará la situación de la rama jurisdiccional por el paro nacional.

Al llegar a la movida población de Madrid en Cundinamarca, el ambiente es de total normalidad, lo propio pasa en otras regiones del departamento como la del Gualivá en donde los juzgados y la Fiscalía operan normalmente, lo que no sabe mucha gente es que a partir de la próxima semana se agravará la situación en la rama jurisdiccional por el paro nacional, llevando inconvenientes a estas poblaciones en donde ya no serán tan normales las jornadas de los empleados de la rama judicial.

 

Anuncios

Al platicar con jueces y fiscales se nota el inconformismo y el malestar, de un lado porque precisan que la primera negociación fue un fiasco en vista que consideran que el presidente de Asonal Judicial, Luis Fernando Otalvaro  obró con poca lucidez y casi que con cero honestidad. En estas poblaciones aseguran que el dirigente sindical negoció el paro para su beneficio, dejando en el limbo a miles de trabajadores.

 

El fiscal, Wilson Osorio le dijo a Confidencial Colombia que el paro continúa porque los ofrecimientos son muy pobres y no llenan las expectativas de los trabajadores de esta rama del poder público afectados por jornadas intensas de trabajo y muy bajo salario.

 

“Esperamos una nivelación salarial acorde con la ley cuatro de 1992, pero no hay respuesta favorable y eso hará que esto se complique en todo el país porque inclusive en estos pueblos se empezará a sentir el paro con mayor fuerza”, declaró el funcionario.

 

Este fiscal de Sasaima con turnos URI en Madrid precisó que los casos se están atendiendo de manera normal por lo que no ha habido problemas ni congestiones en el aparato judicial de esta provincia cundinamarquesa.

 

En las últimas horas la Fiscalía de Madrid Madrid atendió casos de violencia intrafamiliar y otro de hurto agravado en establecimiento público.

 

Las áreas rurales y urbanas de los municipios de la Sábana de Bogotá y de las provincias de Cundinamarca, así como los municipios de todo el país están a  las puertas de un trauma por el cese de actividades en el sector justicia.

 

De momento Mosquera, Madrid, Facatativa, Sasaima y otras poblaciones tienen operación normal, pero este escenario cambiará esta semana con el apoyo a la marcha de Bogotá el día miércoles y con el respaldo del Instituto Colombiano de Medicina Legal y Ciencias Forenses que se unirá al Paro.

 

“Con todo esto el panorama es complejo porque si bien hay que darle aplicabilidad a la ley, las personas que están privadas de libertad, podrán salir de los sitios de reclusión por los vencimientos de términos.

 

Para los empleados de la justicia es perentorio que el Gobierno adelante una nivelación salarial justa porque los salarios del sector están muy por debajo de la realidad económica del país. Por citar un ejemplo, un empleado de provincia que ejerce como asistente de fiscal que se gana en promedio 1.8 millones de pesos, debería tener un ingreso de cuatro millones de pesos por lo que se hace irrisoria la propuesta del ejecutivo. “Esos 1.2 billones de pesos para los próximos cinco años suenan a chiste con tantos empleados de la justicia, esa cifra no representa nada, luego debe haber un nuevo y coherente ofrecimiento del Gobierno que pague una deuda de veinte años”.

 

En Cundinamarca hay 116 municipios y 15 provincias en donde la población crece en muchos de ellos al igual que los inconvenientes y en donde es vital que camine el sistema de justicia.

 

Paro con todas las de la ley


Una cosa si es cierta con este paro convocado por Asonal Judicial y es que a la Policía Nacional les ha tocado trabajar el doble y hasta el triple con algunas diligencias que deben ejecutar los jueces o los expertos del CTI de la Fiscalía.

 

El Comandante de Policía de Madrid (Cundinamarca), Subteniente, Luis Mantilla afirmó que la Unidad de Reacción Inmediata (URI) donde llegan denuncias y quejas seguirá siendo atendida por la Policía y la SIJIN con el fin de garantizar el debido proceso y canalizar las quejas por conductas punibles así ello demande duplicar esfuerzos.

 

“Si bien el paro judicial no se ha sentido en la población, se prevé un inconveniente mayor y por eso estamos trabajando en prevención de violencia y los resultados se han visto. Ese es un paro que agrede el desenvolvimiento de la justicia en lo que tiene que ver con procesos”, declaró el oficial.

 

El cese beneficia a los delincuentes


Mantilla expresó su preocupación por los vencimientos de términos que finalmente son un favor para las personas al margen de la ley o que delinquen y que ven en el paro una bendición al agotarse el plazo establecido para el desarrollo del proceso. “Es muy lamentable y preocupante a la vez que un delito no se pueda judicializar o procesar como es debido”.

 

Agregó el Comandante de Policía que la institución hace votos por un pronto arreglo entre el Gobierno y la rama judicial porque indiscutiblemente el que se está beneficiando es el delincuente por el vencimiento de términos al no haber trabajo en la Fiscalía.

 

Para el caso de Madrid y otras poblaciones hay delitos que no se pueden dejar precluir por lo delicados toda vez que hay casos de homicidio y delitos de mucha relevancia que no se pueden dejar vencer.

 

El caso de los policías es todo un dilema porque trabajan durante jornadas extenuantes para capturar personas de alta peligrosidad y con antecedentes muy cuestionables para que al final del día un paro tire por la borda semejante esfuerzo que dicho sea de paso va acompañado de alto riesgo.

 

Una advertencia si hace la Policía y es que así como se sale pronto de una lío judicial por términos, también un delito menor o una contravención se puede volver de largo plazo porque igual no hay quien dictamine el tiempo de detención o su salida inmediata.

 

“Estamos preparados para lo que venga, somos una institución que trabaja 24 horas al día y nuestro lema es de servicio a la ciudadanía”, concluyó.

 

De regreso quedó en ese municipio de 453 años de vida con 90.000 habitantes con la tranquilidad que brinda la Policía, pero igual quedó la preocupación por la precarización del paro judicial que entrará en una etapa de mayor dificultad.

 

Entre el 2 y el 17 de noviembre se cumplen la semana cultural y el festival de las flores y allí las personas acuden a múltiples actos, lo fundamental es que los asistentes se comporten de muy buena manera y eviten líos para las autoridades y para ellos mismos. El retorno de la tierra de las flores, la papa y los lácteos entre tantos productos se hizo en medio de una tarde oscura y ambientada por estruendosos relámpagos, algo similar a lo que acontece al interior del aparato de justicia.