Notice: Trying to access array offset on value of type bool in /data/confidencialcolombia.com/wp-content/plugins/all-in-one-seo-pack/admin/aioseop_module_class.php on line 1725

Se une en contra de los ‘mermelados’

Ángela Ospina, nieta del expresidente, Mariano Ospina, decidió lanzarse al mundo de la política entre un partido que no sabe si se sube a la locomotora de la reelección de Santos o se va a las elecciones con candidato propio. La aspirante al Senado por el conservatismo le recuerda al partido la vocación de poder y le apunta a reñir con los ‘mermelados’.

Entre la encrucijada del Partido Conservador por el tema de seguir o despedirse de la Unidad Nacional, concurrencia que mantiene a los azules con una evidente división al interior del movimiento, yace la candidatura de Ángela Ospina, uno de los delfines políticos del conservatismo que empieza desde viejas insignias a perfilar banderas frescas para el partido.

 

Anuncios

Ángela es nieta del expresidente de Colombia, Mariano Ospina, que ostentó como jefe de Estado entre 1946 y 1950. En conversaciones con este medio relató que toda su vida creció rodeada de lumbreras políticas del conservatismo, y que son muchas las veces a las que asistió a convenciones, como una simple espectadora y votante.

 

Ahora, le apunta a un puesto en el Senado y pese a que aseguró estar nerviosa por el proceso de votación, se mostró optimista por llegar al Congreso para “robustecer los valores de la familia y la mujer”, y para reivindicar el estandarte conservador que se ha remangado a puntos de alto calibre en los últimos meses y que sigue untado, por las orillas, de mermelada, dicen algunos.   

 

Sin embargo, el rifirrafe entre los dos bandos del partido –aquellos que insisten en mantenerse adheridos a la Unidad Nacional y apoyar la reelección de Santos y los que promueven la elección de un candidato propio- dificultan el camino electoral de los “novatos políticos” y ahondan la posibilidad de que, según anunció Ospina, el partido pierda la vocación de poder,  es decir que la creación de políticas pase a segundo plano por apoyar a otro candidato.

 

“El partido hace parte de una mesa de unidad pegada con mermelada y no manejada entorno a unas propuestas de política real”, describió.

 

En todo caso, este 26 de enero se sabrá el camino a seguir de los conservadores hacia las elecciones en la convención, evento que vislumbra tres posibilidades: Primero, que  se decida instalar una coalición con otro movimiento político, seguramente con el uribismo. Segundo, que los asistentes escojan entre los precandidatos Marta Lucia Ramírez, Pablo Victoria o Álvaro Leyva para ir con representante propio. Y tercero, que se escoja por apoyar al presidente Juan Manuel Santos para un segundo mandato.

 

 

En este orden de ideas, Ospina aseveró que hace parte de las bases del conservatismo que quieren candidato propio y prefirió no calificarse como miembro de una disidencia asonada por varios militantes del partido, si no que comparte el ideal de una política real y necesaria para oxigenar nuevamente al movimiento.

 

“En el directorio estamos mitad a mitad. De pronto el partido se inclina hacia la mayoría parlamentaria (reeleccionistas), pero me atrevo a decir con el respeto de la colectividad que la otra mitad somos los voceros de las bases conservadoras” precisó.

 

Respecto al panorama de la convención explicó que “los votantes saben que el electorado conservador no es reeleccionista, y mucho menos de Santos”. No obstante, anotó que el partido sí fue reeleccionista de Álvaro Uribe Vélez por que existían bases conservadores en su candidatura y defendió a “capa y espada” el gobierno del expresidente.


La presidenta que quiere Ospina y los nexos con Oscar Iván Zuluaga

 

La candidata al Senado no dudó en declarar que su voto es para Marta Lucia Ramírez. De hecho, la directriz de su discurso es muy similar al que maneja la precandidata presidencial. Click para ver perfil.

 

“Marta Lucia es una gran mujer. Fue una excelente ministra de Defensa, Senadora y política del partido. A ella le confiaría mi voto para la candidatura”, divulgó. Pese a que no se refirió respecto al precandidato Pablo Victoria Wilches, aseguró que Álvaro Leyva completará la triada presidencial de estas elecciones.

 

“Yo me reuní con él en el lanzamiento del libro del expresidente Andrés Pastrana y allí me comentó que quiere lanzarse nuevamente como precandidato”, dijo. (Leyva fue candidato presidencial en las elecciones del 2006, de las cuales Uribe quedó electo)

 

En efecto, una caracterización semejante esgrimió la aspirante respecto al candidato del Centro Democrático, Óscar Iván Zuluaga.

 

Ospina explicó que de concretarse una coalición con el uribismo, vería con buenos ojos la candidatura de Zuluaga -él también fue un excelente empresario, congresista y Ministro de Hacienda”- no obstante advirtió que una coalición con el Centro Democrático, del cual no quiso hacer parte por tener una “moralidad” azul, sería un aspecto delicado que “esperó los convencionalistas voten correctamente”.