“Se escogió al rey del clientelismo”

La candidata del conservatismo sentenció a Germán Vargas Lleras como el “rey del clientelismo”, luego de que se confirmara oficialmente que Santos lo eligió fórmula vicepresidencial.

El anuncio de Germán Vargas Lleras como fórmula vicepresidencial del presidente Juan Manuel Santos, no le vino nada bien a la candidata presidencial del Partido Conservador, Marta Lucía Ramírez.

 

Anuncios

En un comunicado, la exministra de Defensa calificó a Vargas como el “rey del clientelismo” por un presunto “uso indebido y electorero” en su campaña política, e incluyó el tema del programa de viviendas gratis del actual gobierno.

 

“Este tipo de prácticas, revelan el talante clientelista del liderazgo que persigue la dupla Santos Calderón-Vargas Lleras, que ahora defenderá unida la obra fracasada del Gobierno”, declaró la candidata.

 

En efecto, Ramírez añadió que Vargas Lleras es un oportunista en el marco de los diálogos de paz y resaltó que el exministro de Vivienda posee un odio fundado por las negociaciones de La Habana.

 

“Vargas Lleras detesta la paz, pero, como para ellos, el fin justifica los medios, ahora tendremos asientos de primera fila para ver cómo Vargas Lleras lo defiende lo que siempre ha atacado, esto es completamente contradictorio”, anotó.

 

La elección vicepresidencial de Santos instó a que la aspirante preguntara “cuáles serán las cartas tapadas del Presidente y Vargas que faltan por descubrir”.

 

El denuncio –de un calibre ‘subido de tono- entraría a contrarrestar lo que las llamadas “bases del conservatismo” han señalado como una cruzada de la actual administración y el Consejo Nacional Electoral en contra de la candidatura de Ramírez.

 

La semana pasada, el grupo de juristas contratados por la candidata declaró que desde el CNE – organismo que adelanta las impugnaciones en contra de la convención conservadora- se fragua un bloque santista conformado por siete magistrados, los cuales, al parecer, estarían actuando para tumbar la candidatura del partido bajo el lema de asegurar un segundo mandato de Juan Manuel Santos.