Se acelera el desescalamiento del conflicto

En la noche de este sábado 25 de julio, el presidente Juan Manuel Santos anunció que se suspenden los bombardeos sobre campamentos de las Farc. Esto como parte del compromiso de desescalamiento del conflicto armado con miras a la firma de un acuerdo final de paz.

El presidente Juan Manuel Santos, durante la conmemoración del aniversario de la Armada Nacional, en Cartagena de Indias, destacó los pasos que se están dando hacia la búsqueda de la paz con la guerrilla de las Farc. Además, exaltó la labor de las fuerzas armadas colombianas en el conflicto armado que ya cumple 52 años.

 

Como parte de su intervención en el evento, el mandatario anunció que se suspenden los bombardeos contra los campamentos de las Farc. “Hemos acordado que vamos a ir desescalando el conflicto. Vamos a ir apagando poco a poco el fuego. Menos sufrimiento, menos muertes, menos víctimas…dada la declaración que hizo el enemigo, las Farc, la declaración unilateral del cese al fuego por parte de las FARC, he dado la orden de suspender a partir de hoy los bombardeos a campamentos donde haya concentración de miembros de esa organización. Y a partir de la fecha este tipo de bombardeos solo se podrán realizar por orden explícita del presidente de la República”.

 

Además, añadió el mandatario “Esta decisión será efectiva si los campamentos están alejados de los cascos urbanos, si no constituyen amenaza  para la población o la fuerza pública y  si no ponen en peligro la infraestructura y si no se desarrollan actividades proselitista”.

 

El presidente también citó textualmente un compromiso expresado en el anuncio de las negociaciones hechas con las FARC, ello con el fin de aclarar esta decisión. “En todo caso el gobierno nacional y sus instituciones en cumplimiento de sus obligaciones constitucionales continuarán garantizando la protección de los colombianos y el cumplimiento de la ley en todo el territorio nacional; continuará persiguiendo el delito”.

 

Para finalizar, Santos expresó que se harán reuniones periódicas, durante los próximos cuatro meses, para evaluar el cumplimiento de la tregua unilateral establecida por las FARC. Además, anunció que se evaluarán diferentes herramientas que continúen en la vía de desescalar el conflicto armado para desembocar en un cese bilateral al fuego. Cabe mencionar que los cuatro meses de los que habla el presidente obedecen al plazo fijado por él mismo con el fin de evaluar en el próximo mes de noviembre si las negociaciones deben continuar o no. 

Salir de la versión móvil