Santos firmó restitución de Petro

El presidente Juan Manuel Santos firmó la restitución de Gustavo Petro como alcalde Bogotá. Esto se da después de que una decisión del Tribunal Superior de Bogotá ordenara esa acción en el plazo de 48 horas. La decisión judicial obedece a una acción de tutela admitida en la que se pide que sean acatadas las medidas cautelares de la CIDH. Con esta decisión del tribunal Petro volvería al Palacio de Liévano después de que fuera nombrada María Mercedes Maldonado como alcaldesa encargada de la capital. 

El presidente Juan Manuel Santos firmó el decreto mediante el cual restituye a Gustavo Petro como alcalde mayor de Bogotá. De acuerdo a lo que había anunciado hace una semana en el sentido de que acataría la decisión de los jueces de la República, el presidente se acogió a lo dictado por el Tribunal Superior de Bogotá. Además de firmar el decreto, el presidente de la República pidió que se revise el mecanismo de la tutela ya que, según él, su uso indiscriminado puede llevar a situaciones de inestabilidad jurídica.

 

Anuncios

Desde que el pasado 19 de marzo, cuando el presidente de la República, Juan Manuel Santos anunció que no acataba las medidas cautelares otorgadas por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos al alcalde de Bogotá, Gustavo Petro, el pulso jurídico volvió a activarse en el que es, tal vez, el caso más controvertido y complicado que ha enfrentado la justicia colombiana en las últimas décadas. 

 

Después de que el presidente Santos cumplió la sanción en la que se destituía y se inhabilitaba a Gustavo Petro para ejercer cargos públicos, por 15 años, el nombramiento de Rafael Pardo como encargado de las funciones de alcalde fue una de las piedras en el zapato para el candidato-presidente. Su imagen, en plena campaña sufrió un bajón inesperado. Con el anuncio de respetar la presentación de la terna por parte de la Alianza Verde y con la escogencia de María Mercedes Maldonado de entre los ternados, el futuro político de Petro parecía estar decidido.

 

Sin embargo, este 22 de abril el Tribunal Superior de Bogotá, en la Sala Civil de Asuntos Agrarios falló una tutela presentada por el ciudadano Óscar Augusto Verano Muñoz que pretende hacer valer las medidas cautelares de la CIDH, toda vez que, según la tutela presentada, esta negativa a acatarlas vulnera el debido proceso de Petro.

 

Esa decisión del Tribunal Superior de Bogotá ordena que el presidente deje, en el término de 48 horas, sin efecto el decreto 570 del 20 de marzo de 2014 mediante el cual se destituyó a Petro. Este fallo implica que María Mercedes Maldonado debe dejar el Palacio de Lévano en su calidad de alcaldesa (e) poco más de 24 horas después de haberse posesionado como tal. 

 

Lo que sigue es que la Sala Civil de la Corte Suprema de Justicia decida de fondo sobre la acción de tutela que los magistrados Óscar Humberto Ramírez y Jorge Hernán Vargas aceptaron. De llegarse a un fallo favorable a Petro en la Corte Suprema de Justicia, las medidas cautelares de la CIDH tendrían todo su efecto y lo mantendrían en la Alcaldía Mayor hasta tanto no falle la Corte Interamericana de Derechos Humanos o la Corte Constitucional revise la tutela y decida en contra de ella. Esta última posibilidad es remota ya que en la Corte Constitucional existen cinco sentencias que se constituyen en jurisprudencia acerca de la obligatoriedad y caracter vinculantes de tales medidas cautelares. 

 

Al respecto, Clara López, candidata presidencial por el Polo Democrático Alternativo manifestó que esa decisión lo que hace es “garantizar el respeto de una decisión de la sistema interamericano de justicia, algo que ya había señalado el mismo día en que fue destituido Gustavo Petro”. 

 

Además, de la decisión del Tribunal aún está pendiente el concepto del magistrado Gerardo Arenas, del Consejo de Estado, para otrogar medidas cautelares de caracter nacional mientras el pleno del Consejo decide sobre la acción de nulidad y restablecimiento del derecho interpuesta por la defensa de Petro. También queda claro que el proceso de revocatoria vuelve a quedar en firme y las elecciones atípicas ya no tendrán lugar de mantenerse la restitución. 

 

El movimiento progresista y el círculo más cercano a Petro está adelantando los preparativos para una manifestación de acompañamiento al regreso del alcalde al Palacio de Liévano.