Santos a salvar la reforma tributaria

De nuevo el primer mandatario Juan Manuel Santos debió darle un empujón a su coalición en el Congreso. Esta vez es la reforma tributaria la que está en vilo.

En una alocución que interrumpió la programación de TV nacional, destacó las bondades de una iniciativa que ha ganado resistencia en el parlamento y en la opinión.

Las mayorías en el Congreso le han funcionado al gobierno para lo bueno y para lo malo. Esta vez, está en juego la aprobación de una reforma tributaria que ha perdido fuerza entre algunos parlamentarios que anuncian que su voto no está asegurado y por esto, el presidente sale a tranquilizar el parlamento, asumiendo la defensa de lo que para él son las bondades del proyecto. 

Anuncios

 

“Con la reforma se reducirán los parafiscales y serán reemplazados por un impuesto del 8% que deberán pagar las empresas privadas con destinación especifica al ICBF y SENA”, mencionó Santos. El mandatario aseguró que es mentira que estás instituciones públicas vayan a privatizarse o a recibir menos recursos. “Es falso que no tengan beneficios, se introdujo en la reforma una salvaguardia que garantiza recursos y aumento en los presupuestos anuales en 2 puntos. De modo que sus ingresos siempre crecerán y por ello saldrán fortalecidas”, y fue enfático en concretar que esta reforma garantiza la autonomía y el carácter gratuito de estas instituciones.

 

Santos se refirió a la cifra de empleos creados por su gobierno, que según las cifras oficiales  ascienden a los 2´565.000, lo que él considera “un gran logro” dadas las circunstancias de la actual crisis. Garantizó que con la reducción del impuesto a la nómina planteada “se busca tener menos empleos informales y mayor número de  empleos dignos, en especial en los sectores textileros”. Es una de las maneras con las que su gobierno se comprometerá a luchar contra la pobreza.

 

El presidente afirmó que la reforma beneficia a los trabajadores, mas que a los empleadores. “Con la reforma los colombianos que ganan hasta  3.600.000 pesos, pagarán cero por impuesto de renta y no se hará retención a la fuente por su salarios”, y mencionó que, “las personas que ganan entre 3´600.000 y 8´000.000 de pesos, pagarán menos de lo que vienen pagando”. Eso significa que el 99% de la población económica activa pagará menos impuestos y mencionó que por ello la reforma no afectará la clase media.

 

Explicó que las personas que devenguen entre 8 y 10 millones de pesos pagarán en promedio menos de 1% de lo que venían aportando, y los que ganan más de 10 millones de pesos mensuales, pagarán más por su nivel de ingresos, que en cualquier caso, “es justo y es menor comparado con otros países”, dijo el mandatario, concluyendo que, “se trata de que quienes ganen más paguen más. Eso es equidad y es lo que la reforma ayudará a mejorar”

 

Según Santos, otras ventajas para los colombianos con menos recursos será la reducción al IVA para determinados productos y servicios, entre ellos medicina pre pagada, computadores, telefonía celular, fuentes proteínicas para la alimentación y especiales ayudas para los sectores agrarios en cuanto a herramientas, tecnología e insumos.

 

El mandatario también desmintió que exista impuesto para los populares almuerzos “corrientazos” y que por ello no se cobrará IVA o impuesto al consumo.

 

Además, mencionó beneficios para el departamento de San Andrés y Providencia, como exención de impuestos para empresas que inviertan allí y otros beneficios para todas las zonas fronterizas que beneficiará a la población.

 

“Debe haber más trabajo e igualdad entre los colombianos. Es una reforma por la equidad y el empleo digno y estable. Es lo que conviene a todo nuestro pueblo”, ratificó el mandatario colombiano.

El debate continua mañana y se sabrá como influyó en la Unidad Nacional “la pela” que se dio esta noche el presidente ante un país, al que no solo no le gusta que le hablen de impuestos, sino que sigue con mucha atención, el día a día de su mandato y ya le ha pasado duras cuentas de cobro.