“Salgo a la calle y sigo viendo niños trabajando”

Ysabel Omega, pionera del reggae femenino en el Perú y una de las primeras en el estilo “Reggae Roots”, estará en Colombia participando en la próxima edición del Jamming Festival que, como cada año, contará con una selecta nómina de artistas. Omega habló con Confidencial Colombia sobre la discriminación, las condiciones sociales en las que viven los afro-andinos en el Perú, y por supuesto, la manera cómo su música constituye una voz de aliento. 

Confidencial Colombia: ¿Cree que todavía hay discriminación hacia las diferencias?

Ysabel Omega: Sí hay discriminación, por una cuestión muy simple, Perú, capital del Virreinato Español, aquí hay muchas diferencias por clases, hegemonías. Es decir, entre más claro el color de piel, tiende a tener más preferencia en la sociedad peruana, por una herencia a cultural del que hemos sido sujetos, […] los que provenían de España tenían la mayor autoridad y mayores beneficios, mientras los indígenas propios de Perú y los esclavos africanos esclavos traídos aquí, tenían condiciones de vida escasas, no contaban con todo lo necesario para vivir adecuadamente. Esto, con los años, ha producido brechas sociales, sobre todo en condiciones de salubridad y condición laboral.

Anuncios

Muchos indígenas andinos, peruanos, selváticos, no cuentan con educación, con servicios básicos y, por lo tanto, no tienen opciones de de un trabajo estable y digno, hay mucho índice de delincuencia, de violencia, de drogadicción.

Yo creo que ya es momento de hablar de estos temas, de alzar la voz. Aquí en mi país hablan mucho del desarrollo económico, mucho de que ya la brecha se está acortando, pero yo salgo a la calle y sigo viendo niños trabajando, pidiendo dinero con sus padres y veo muy pocos niños afroperuanos educándose e los colegios.

En mi caso yo soy una de las pocas afroperuanas que tuvo la oportunidad de estudiar en una universidad particular muy prestigiosa aquí en Perú. Me considero privilegiada, porque a mi alrededor no veía ni indígenas ni afro-peruanos… es un caso muy particular en nuestro país, es esa la realidad.

 

C.C: ¿Qué espera usted que pase al respecto?

Y.O: Yo espero que haya una acción conjunta del estado, pero también de los que conforman la sociedad como los medios de comunicación o la sociedad civil, para que nuestra idiosincrasia propia del país cambie y nos veamos como una nación de múltiples culturas y costumbres, respetándonos entre sí.

 

C.C: ¿Usted creo que la exclusión de las minorías de la educación, responden a una lógica de mantener una supremacía blanca?

Y.O: Eso es una cuestión política que no se da solamente en el Perú, sino en Latinoamérica, que los grupos de poder mantengan un cierto status y que sigan nutriendo ese poder.

 

C.C: ¿La publicidad ayuda a mantener ese statu-quo?

Y.O: Hay un caso muy particular que se da en toda Latinoamérica, que es el caso de la publicidad en medios de comunicación escritos y televisivos. Aquí cuando quieren publicitar agua natural, cualquier producto de bienestar, utilizan a personas anglosajonas de tez blanca, rubias, que evidentemente no representan al latinoamericano medio. La forma de ver a los beneficiados de estos productos hace que los consumidores piensen que ese es el ideal, que eso es lo correcto.

Muchos publicistas pueden decir que no corresponde a la ciudad y al país que se está representando, pero yo pude llegar a una conclusión, que hay un afán de mantener un status una hegemonía de ciertas clase económicas y la verdad, no debería ser el caso siendo Latinoamérica una región tan rica, en su riqueza natural, el calor de su gente y de todas las culturas […]

 

C.C: ¿Se puede decir que los medios de comunicación han ayudado a ‘ocultar’ los aportes culturales que han hecho las minorías?

Y.O: Sí, por supuesto. Por ejemplo para Perú si bien es cierto que somos colonia española, la cultura peruana está llena de aportes de peruanos andinos y, en el curricular escolar que existe en el ministerio de educación, solamente se hace hincapié en los aportes hechos por los criollos, es decir, los hijos de los españoles.

Aquí en Perú, en todo caso los investigadores vienen a realizar investigaciones, tesis, acerca de asuntos históricos, pero no se habla de los aportes peruanos. Hay una mayor presencia literatos, militares, héroes, científicos, que no representan a la cultura peruana, no hacen mención a los literatos peruanos-andinos,  como si no existieran médicos y andinos, como si no existieran abogados, científicos y demás personalidades que representen a estas etnias.

No se oculta, pero si se omite de una forma tan descarada… desde el año pasado hay muchas solicitudes para incluir historias peruanas y andinas que sirvan en la educación de los niños, realmente aquí se habla mucho del turismo, gastronomía peruana, pero es imposible mirar que no hemos resulto problemas graves de sociedad .

 

C.C: Usted es madre, y la familia es evidentemente un espacio de conocimiento, ¿cómo enseñarles a nuestros hijos que hay otros relatos y lugares desde los cuales se puede contar la historia?

Y.O: Claro, en ese sentido, yo creo que la misión de todo padre y profesor, es educar a sus hijos y no esperar que los contenidos que se emiten en los colegios sean los únicos que nuestros tengan.

Es importante transmitir nuestras tradiciones para que se mantengan la cultura viva, es decir, nuestras leyendas, mitos, gastronomía… todo esto hace que los niños tengan idea de qué se tienen sentir orgullosos, que crezcan de esta forma fortalecidos.

 

C.C: ¿Y la televisión?

Y.O: En realidad es tarea de los padres y profesores educar a nuestros hijos, no esperar que un televisor y que las publicidades lo hagan por nosotros, el televisor hace que tengamos muchas cosas para explicarles. Los contenidos de los medios de comunicación no están definidos, a lo que voy es que debemos filtrar toda la información que nos llega y transformarla de alguna manera.

 

C.C: Hablando de su música, que es una voz de protesta ¿cree que el arte es un medio efectivo de difusión de esas ideas?

Y.O: Sí, claro que sí, de hecho la música, el arte, son grande herramientas para transmitir las ideas que no se van a encontrar en los medios de comunicación.

Yo creo que toda persona que se sube a un escenario tiene la responsabilidad de transmitir estás ideas a las masas… Uno es privilegiado tener el acceso de transmitir estás cosas. De todas maneras no es solo cumplir con un papel de entretenimiento, el papel dentro de la música y la cultura va más allá, de transmitir ideas y conceptos.

 

C.C: Hablando de Perú, ¿hay espacio propicio para la creación artística y/o incentivos para que la gente se vincule a diferentes prácticas artísticas?

Y.O: Antes era difícil acceder al arte, pero con el tiempo se ha ido diversificando, con gran alegría he visto muchos avances en cuanto a cultura. La gente se está dando cuenta que no solo necesitamos matemáticas y comunicaciones para la vida, que necesitamos arte y cultura, para tener mayor sensibilidad y ser mejores ciudadanos. Yo veo con mucho entusiasmo, hay más acceso a las artes, en la música, cuando pase esta generación va a ver un gran cambio en nuestros hijos.