Notice: Trying to access array offset on value of type bool in /data/confidencialcolombia.com/wp-content/plugins/all-in-one-seo-pack/admin/aioseop_module_class.php on line 1725

Salario mínimo en el limbo

El salario es uno de las máximas retribuciones laborales en cualquier país y de esta tarifa dependen miles de familias para poder subsistir. Durante un proceso y una mesa de negociación para establecer el tan esperado aumento de salario mínimo, que tal vez no supere las expectativas de muchos, hasta al momento, no se ha logrado fijar una cantidad exacta que permita un equilibrio tanto para los trabajadores como para el Gobierno.

Aproximadamente $24.000 pesos mensuales sería el aumento que presentaría el salario mínimo, que actualmente se encuentra en $589,500 para el siguiente año.

 

Anuncios

Sin duda con el pasar del tiempo y como muchos de los que han tenido una larga trayectoria en la historia colombiana dicen: “el dinero no tiene el mismo valor de hace 20 años” y hoy en día lo que se puede hacer con cierta cantidad es muy poco.

 

Los precios de los alimentos, de la vivienda, transporte, comercio, y demás, tienen un constante cambio que para muchos reflejan una difícil obtención de estos mismos. Por ejemplo, no es un misterio que la entrada en vigencia del TLC con varios países ha afectado los precios de varios productos de diferentes sectores económicos, las cuales no tienen otra opción que subirlos.

 

El sueldo de los colombianos, precisamente ve destinado a ese mercado que presenta a diario cualquier cantidad de ‘subidas y bajadas’ en los costos. Entonces, si el aumento del salario mínimo para el 2014 oscila entre $20.000 y $24.000 pesos, que tanto se podría hacer con esta cantidad.

 

Deiby Garzón, quien es celador hace 14 años, es uno de los miles de colombianos que trabaja con un contrato que establece un salario mínimo más horas extras. Este hombre, que es padre cabeza de familia, tiene un esposa (ama de casa), un hijo y un bebé que viene en camino, actualmente, gana un millón de pesos, contando que logre doblar su turno, hacer horas extras, dominicales y cubrir el turno de la noche en el lugar en el que trabaja.

 

“Medio vivir”, es lo que, según Deiby Garzón, hace con el sueldo que gana mensualmente. “Lo primero que hago con el sueldo es pagar la cuota de mi casa, alimentación y el estudio de mi hijo y sin embargo siempre ando “llevado”.

 

Ahora, Garzón piensa a diario cómo va hacer cuando su segundo hijo nazca, puesto que ya no son tres bocas que alimentar sino cuatro, y cae en cuenta que tal vez esos $24.000 pesos    que le puedan aumentar al salario mínimo, solo le alcanzarán para comprar una “paca de leche que duraría solo algunos días”.

 

“Esos pesos que le aumentan al salario, no son más que un juego del Gobierno, y ni siquiera alcanza para almorzar con la familia” afirmó.

 

Deiby Garzón se pone en el lugar de aquellos que en realidad solo sobrevivien con los $589. 500 pesos y sabe que muchas de las familias que viven con ese sueldo “cuando quieren comer pollo, tienen que comer menundencias y cuando quieren comer carne tienen que comer bofe y la pesuña”.

 

Este padre y empleado espera que algún día el aumento del salario mínimo, sea más que unos pesos y sea respestada la labor que miles hacen a diario.

 

¿Cómo va la negociación?


La sexta reunión de la  Comisión de Políticas Laborales y Salariales, conformada por empresarios, trabajadores y el Ministro de Trabajo Rafael Pardo, para establecer el salario mínimo para el próximo año, finalmente concluyó sin ningún resultado. La primera etapa de negociación llegó a su fin y aún no ha sido posible consensuar una cifra.

 

Al finalizar la reunión, llevada a cabo en el Ministerio de Trabajo, Pardo indicó los cambios que durante el proceso de negociación han tenido las cifras del porcentaje para fijar el salario mínimo.

 

El proceso de negociación que inició con la propuesta de los empleadores con el 3,3% y  por parte de los trabajadores de 8%, tuvo diferentes cambios debido a que los porcentajes tuvieron algunas modificaciones. Entonces, en el caso de los empleadores subieron su oferta a 3,53% mientras que los trabajadores bajaron a 6%.

 

Sin embargo, el viernes pasado los empleadores de nuevo subieron a 3,8% la propuesta y para este lunes, los gremios subieron su propuesta a 4% y las centrales y pensionados se mantuvieron en píe con el mismo porcentaje.

 

Según el ministro Pardo, a partir de este lunes las partes tendrán la oportunidad de elaborar una propuesta, que será entregada al Gobierno para que pueda ser estudiada o en su defecto buscar una nueva oportunidad para realizar un próximo encuentro que se presentaría el siguiente miércoles.