Notice: Trying to access array offset on value of type bool in /data/confidencialcolombia.com/wp-content/plugins/all-in-one-seo-pack/admin/aioseop_module_class.php on line 1725

Regalo navideño de Gobierno a caficultores colombianos

Acompañado por el gerente general de la Federación Nacional de Cafeteros de Colombia, Genaro Muñoz, el ministro de Hacienda y Crédito Público, Mauricio Cárdenas Santamaría anunció un plan de ayuda para los productores de café.

El auxilio que se les entregará a los caficultores desde este lunes y hasta el próximo 31 de enero de 2013 se hará a través de la cédula cafetera  y consiste en una remuneración de 60.000 pesos por carga de café. Cabe recordar que la caída en la producción de café tiene igualmente explicación en el cambio climático que impacta el ciclo de cosechas.

“Con esta medida se triplica el apoyo al ingreso del caficultor, el cual pasa de 20.000 a 60.000 pesos por carga de café de 125 kilos”, aseguró el jefe de las finanzas públicas.

Anuncios

Explicó que para amainar los fenómenos que castigan la caficultura la única ayuda posible esta en las manos del Gobierno Nacional.

Este esfuerzo fiscal del Gobierno central tendrá un costo de 80.000 millones de pesos y beneficiará a más de 600.000 familias cafeteras.

“El alivio entrará en vigencia a partir de este lunes 26 de noviembre y aplicará hasta el 31 de enero de 2013”, concluyó el Ministro.

Este plan de ayuda para los productores de café se inició el pasado jueves cuando gobierno, congresistas y gremio trabajaron hasta la madrugada del viernes para poder garantizar los auxilios.

 

Cafeteros agradecen, pero siguen preocupados

Para los caficultores del país el anuncio llega en un momento clave toda vez que el segundo semestre fue calamitoso para los productores del grano.

El Representante por Caldas ante el Comité Nacional de Cafeteros, Mario Gómez Estrada precisó en Confidencial Colombia que esta ayuda es importante porque aumenta el precio de la carga de café en 60.000 pesos por arroba y en 600.000 pesos por carga de 125 kilos. De todas maneras, explicó, la carga seguirá vendiéndose a pérdida porque los ingresos no cubren los costos de producción.

“Con esta ayuda, que la agradecemos hasta más no poder, seguimos muy abatidos, pero nos sirve para perder menos, no hay duda”, dijo el dirigente cafetero.

El señor Gómez indicó que hay que reconocer el espaldarazo del Congreso, en especial de la bancada cafetera sí como el entendimiento del Gobierno que sabe que la economía cafetera esta apaleada por múltiples razones.

Agregó que si por el lado de café asustan, por los linderos de la agricultura en general espantan por cuanto hay graves líos de cosecha, de financiación y de absorción  de siembras. Destacó la iniciativa que tendrá el Congreso para defender y sacar adelante en 2013 iniciativas parlamentarias en favor del agro y de la caficultura como tal.

“Ya hay ideas aterrizadas que generan confianza porque la verdad, quienes dependemos de la tierra estamos muy golpeados”, aseveró Gómez.

Anotó el experto que el año no ha sido fácil pues se pasó de ventas de un millón y más por carga de café a 500.000 pesos. Aclaró que un precio de venta de 750.000 pesos sigue dejando el saldo en rojo más con la situación precaria de los cafeteros.

Lánguida cosecha, cruel panorama por deuda

En los estimativos de los caficultores está una cosecha para este año de 7.8 millones de sacos de café, una cosecha afín con la de 2011. La sola revaluación les pasó una cuenta de cobro a los productores de 1.1 billones de pesos con cargo dicen ellos a la Junta Directiva del Banco de la República que no tomó correctivos cambiarios en defensa del sector.

“La revaluación es una moneda ladrona que no tuvo en cuenta el Banco Central  y que al final del día nos costó y casi nos arruina”, comentó.

Actualmente la deuda de los caficultores suma más de un billón de pesos lo que obliga al ejecutivo a plantear nuevas ayudas mancomunadamente con el sector financiero para refinanciar las deudas de los productores que están ahorcados por vencimientos de capital e intereses.

“Nosotros necesitamos un placito para poder pagar esas obligaciones y aquí si nos toca decirle al Gobierno que nos acompañe para que la banca comprenda la situación y nos de más tiempo para pagar”, concluyó Gómez Estrada.