Refugio libanés en la zona G

En medio de una de las zonas gastronómicas más concurridas de Bogotá está Zatar: un pequeño oasis  para los amantes de la buena comida libanesa.

Local pequeño, diez mesas, aviso discreto y muchos clientes esperando un lugar disponible para sentarse a disfrutar de los ricos sabores del Medio Oriente, en sus tradicionales presentaciones o convertidos en rápidos económicos y modernos bocados. Eso es lo que ofrece  Zatar  y su menú árabe en medio de un ambiente informal, íntimo y acogedor.

Llegue con buen apetito porque hay muchas cosas buenas para probar. Vaya acompañado. Así podrá compartir y sentirse menos culpable.

 

Puede iniciar la comilona con unos mezzes o entradas: Mis recomendados imperdibles son el Labneh de Berenjenas, el Quibbe frito, el Falafel con salsa de Tahineh y el Fattoush (rica y fresca ensalada con pepino, lechugas, tomate, yogurt, cebollas caramelizadas y trozos crocantes de pan pita)

 

Luego tiene dos opciones: platos rápidos como pitas y wraps o platos principales, de la cocina tradicional libanesa. Si  se decide por los primeros, le recomiendo los wraps de lomo árabe, los de quibbe o las pitas de Falafel. Pero si se inclina por algo más contundente y genuino, pida el plato árabe mixto, un arroz con almendras y pollo, quibbe frito, labneh de berenjenas, hojas de uva y repollo hummus, abbuleh y pan árabe. La mitad de la carta en un solo platillo. Definitivamente se sorprenderá.

Zatar

Carrera 5 # 69-15

Precios: entre 10.000 y 25.000