Notice: Trying to access array offset on value of type bool in /data/confidencialcolombia.com/wp-content/plugins/all-in-one-seo-pack/admin/aioseop_module_class.php on line 1725

Reforma tributaria, cerca de hundirse en el Congreso

La bancadas liberal, conservadora, de la “U” y la del Polo Democrático se alinearon en contra del gobierno al precisar que el proyecto de reforma tributaria no puede ser un articulado que se vote por votar. No descartan que el proyecto de ley sea consultado y votado en al primera legislatura de 2013.

El presidente del partido de la “U” o Partido Social de Unidad Nacional, Juan Lozano afirmó en Confidencial Colombia que ni su partido político ni el Congreso están para dar “espaldarazos ni bendiciones” por cuanto hay tan solo el ánimo de acertar con un profundo sentido de deliberación sobre los textos.

 

Anuncios

Indicó que lo único claro en las plenarias de Senado y Cámara es que no se quiere aprobar a pupitrazo limpio una reforma tributaria en vista que hay más de 180 artículos que la hacen delicada y compleja lo cual obliga al Congreso a estudiarla bien y sin afanes.

 

“El empeño es evitar que se repita el bochornoso capítulo de la reforma a la justicia, y el de la misma reforma a la educación. En un caso, por precipitud en donde se cometen errores y en otro caso por falta de sintonía con las bases populares que volvió inviable una reforma pues la ministra de Educación no pudo volver a presentar la ley 30 después que se le salió de sus manos el control de la protesta estudiantil”, expresó Lozano.

 

Para el parlamentario el tema tributario debe hacerse bien y precisando que quiere el país, el Congreso y el Gobierno, indicando si lo que se busca es una reforma tributaria justa en donde los que tiene más paguen más, en la que no se le clave la mano a la clase media y en la que se pueda avanzar hacia la mayor generación de empleo. De igual forma afirmó que la reforma debe ser clara en si s quiere dejar o no desprotegidas entidades como el SENA, el ICBF ni el mismo sistema de salud.

 

En opinión del Senador la reforma tiene unos enunciados sencillos, pero una gran complejidad técnica, motivo por el cual obliga a las bancadas a estudiar con serenidad y con profundidad el tema impositivo. “Por eso decimos que de aquí al vienes es matemáticamente imposible aprobarla si se quiere ser responsables pues la ponencia en Senado tan solo se radicó este miércoles y por eso se pide tiempo para poder hacer las cosas bien”.

 

Para Lozano, el proyecto de reforma tributaria tiene objetos buenos que deben ser rescatados, cosas malas por corregir y peligros que hay que contener. “Hundir la reforma por hundirla no es solución así como tampoco es solución aprobarla a pupitrazo”.

 

Como gran peligro ve la posible desfinanciación de entidades trascendentales para el frente social como el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF) y el Servicio Nacional de Aprendizaje (SENA). Aseveró que con la reforma, tal y como está planteada se puede terminar siendo benévolos con quienes tienen más capacidad de pago y severos con quienes no la tienen.

 

Igualmente dijo que se pueden generar inequidades por el asunto de las rentas de trabajo en relación con las rentas de capital y expresó su descontento por mantener posiblemente unos tratamientos privilegiados para sectores de élite mientras se les clava la mano a los productos populares.

 

“Aquí no podemos tener langostinos sin IVA mientras gravamos el chocolate y el café, ese tipo de errores no se pueden seguir cometiendo en la reforma”, adujo Lozano.

 

Como si fuera poco, precisó, el proyecto arrancó estrellado porque la ponencia para segundo debate que fue radicada en Senado y Cámara tiene un error monumental en materia del impuesto para las personas naturales porque termina afectando de manera muy severa a los asalariados entre 3 y 6 millones de pesos, situación que dijo, hay que corregir.

 

El FMI no sabe que es vivir en países emergentes

 

Sobre el espaldarazo del Fondo Monetario Internacional al proyecto de reforma tributaria, Lozano afirmó que el gran problema es que los funcionarios del Fondo no frecuentan ni Corabastos ni Surtimax y menos compran remedios o pagan la educación de los niños y jóvenes. “Ellos no saben del sufrimiento del pueblo colombiano. En nombre del Fondo Monetario Internacional ha habido grandes aciertos, pero también grandes descalabros, nosotros agradecemos los buenos conceptos de esta entidad, pero la reforma tributaria no se puede aprobar al compas de ellos sino de las verdaderas necesidades del país”.

 

Una opción, asegura el presidente del partido de la “U” es darle trámite a este proyecto en la primera legislatura de 2013 teniendo en cuenta que no se requiere mayor recaudo. “El Gobierno se demoró dos años largos preparando la reforma, luego con esa tardanza para acertar y hacer todo muy bien, no pueden pretender que un sumiso Congreso en 72 horas despache una reforma de semejante complejidad”.