Red por el vote bien (II)

Bogotá y Colombia viven otro capítulo más de la inestabilidad política y jurídica en la que han caído las instituciones colombianas.  El debate desde hace dos días es que la revocatoria al alcalde Gustavo Petro se aplazaría porque el Ministerio de Hacienda no ha girado los recursos a la Registraduría para que adelante la consulta con argumentos que rompen los tiempos que ordena la ley. [Opinión]

Se dice de todo: que al gobierno y a los partidos les conviene quitarle atención a una elección mil veces más atractiva que la de congreso; darle tiempo al SI para que su derrota sea menos estruendosa; pasarle la papa caliente al Consejo de Estado para que éste y no la revocatoria decidan la suerte jurídica y política del alcalde; que Santos necesita Bogotá porque las encuesta le dicen que en la capital no le va bien; y por supuesto que un presupuesto de 25 billones de aquí al 31 de diciembre de 2015, le interesa a políticos, clientelistas y corruptos.

 

Anuncios

Por esta insólita ambigüedad que refleja una y otra vez más que en Colombia nadie respeta las leyes y las instituciones, por eso, la idea de crear una RED INTERPARTIDISTA DE VOTE BIEN, que había anunciado en mi columna de hace dos días: VOTO EN BLANCO, NO VOTO, VOTE BIEN (I), pierde fuerza a escasas tres semanas. Sin embargo, dejo a los lectores lo que había pensado y si los medios digitales e independientes la retoman, buen uso pueden hacer de ella.    

 

Esta RED enviaría el mensaje simbólico de elegir un congreso que sea la mitad + 1 de buenos legisladores para que haya buenas leyes, y que esos congresistas sean buenos por su honestidad, formación y calidad de sus propuestas. Es decir, una mayoría de bien elegidos. Una red de 140 candidatos.  Por supuesto que el nombre de la red puede modificarse según los consensos a que lleguen los medios que la impulsarían.

 

Como ocurre cada cuatro años, medios y ONG se dedican a promocionar candidatos nuevos y buenos, pero su impacto es escaso, porque es a cuenta gotas, en espacios breves y porque son lecturas que se hacen fragmentadas por partidos y resulta que la gente lo que ahora repudia es a los partidos. Entonces, la ciudadanía no consulta y al no consultar, no renueva.

 

Así las cosas y a escasas  semanas de las elecciones para el congreso, surgió la siguiente idea.

 

La única manera de contrarrestar la apatía que crece en la ciudadanía, es hacer una red interpartidista de vote bien. Esa red debe ser una iniciativa que promuevan de manera coordinada medios digitales como Confidencial Colombia, la Silla Vacía, Razón Pública, Verdad Abierta, la Otra Orilla,……y medios independientes como Noticias Uno, Canal Capital, Red + Noticias, Cable Noticias,……, y espacios de debate como el Café de la mañana, 360Grados, el programa de la Duzán de Semana Debates, entre otros.

 

Esta iniciativa debe comenzar como un movimiento de medios digitales y de medios independientes, y es parte de su estrategia sumar actores.

 

Los nombres de los candidatos de la Red serán seleccionados de la Alianza Verde, de los partidos liberal, conservador, de la Unidad Nacional de Santos, y del Polo Democrático. La red no incluirá gente del Centro Democrático porque se trata de una red comprometida con la paz y por ende, si hay paz habrá reconstrucción de instituciones y construcción de un nuevo país.

 

Además, una relativa focalización siempre da mejores resultados. La idea de inclusión por incluir y sumar, no ha sido buena. Así lo indica la crisis de los verdes, de la izquierda, de los partidos tradicionales y de la misma Unidad Nacional, del movimiento de Uribe cuando se lanzó en el 2002. Han sumado por sumar y al final han terminado restándole al país, y hoy se tiene un sistema político gelatinoso e incoloro e indoloro.

 

Las personas que hagan la selección de la red de aspirantes al congreso, debe ser un grupo de analistas independientes ligados a cada medio. Se debe diseñar un logo. Ese logo lo deberán sumar en su propaganda los candidatos seleccionados. Y se debe crear una cuenta de ahorros para recibir donaciones para alimentar la discusión, la promoción las 24 horas del día.

 

La red no opina. La red promueve, entrevista, abre discusiones entre miembros de la red y con quienes no estén en ella. Quedarán [email protected] por fuera. Con más tiempo se pudo haber hecho un mecanismo más flexible, pero esta propuesta surgió de la noche a la mañana a partir de conversaciones con amigos que abogan por el buen voto y que sueñan con la perspectiva de la paz, para alimentar la reconciliación, la democracia, la seguridad cibernética de los ciudadanos pues ese es el medio de expresión de la democracia del siglo XXI, y enriquecer el posconficto, para que la palabra, la imagen, las artes, la cultura y el amor y NO las balas y la tristeza tengan la palabra.   

 

La red haría una lectura de los resultados de las elecciones a la luz de esta iniciativa, el 9 de abril, un mes después de los comicios, y ese día anunciará si tiene algún papel en las elecciones presidenciales, o si ya habrá cumplido su papel. VOTO EN BLANCO, NO VOTO, VOTE BIEN.