Notice: Trying to access array offset on value of type bool in /data/confidencialcolombia.com/wp-content/plugins/all-in-one-seo-pack/admin/aioseop_module_class.php on line 1725

Recicladores, la apuesta para Bogotá Basura Cero

En medio de álgidas conversaciones cientos de recicladores expusieron sus propuestas, problemas y denuncias a la administración distrital, y, escucharon las ideas del distrito para sumarlos al nuevo modelo de aseo que se implementará en la capital. Bogotá Basura Cero.

En la localidad de Kennedy y luego de más de una hora de retraso empezó el cabildo de recicladores y recicladores preparado por la administración distrital para escuchar las propuestas de este gremio que ha pasado desapercibido por muchos años en el sistema laboral capitalino.

 

Anuncios

El primero en hablar fue el alcalde la localidad de Kennedy, Luis Fernando Escobar, quien resaltó la importancia de llevarse a cabo estos cabildos “en la ciudad y en el país”, ya que llevan a cabo una transformación profunda para la inclusión de los trabajadores en esta ardua labor como es el reciclaje.

 

Escobar resaltó la alta cantidad de “recuperadores ambientales” que se presentaron a la reunión. Sobretodo en Kennedy, una de las localidades de Bogotá que más alberga recicladores. Con más de 53 centros de acopio. Además de ‘El Cartuchito’, un zona de la localidad en la que se congregan más de 1000 recicladores diarios para vender los productos que recogen. Diagonal a la puerta 7 de Corabastos.

 

El alcalde menor también resaltó que “existe una deuda histórica para con quienes han realizado la labor de recuperación, y esa deuda histórica es la que se enmarca en la propuesta de la Bogotá Humana, de atacar la segregación social y de respetar la vida de todas y de todos”.

 

En medio de grandes aplausos luego  llegó el turno para Luis Enrique Beltrán, un amable trabajador de la Unidad Administrativa Especial de Servicios públicos, Uaesp, que ha trabajado desde hace muchos años con este sector de la ciudadanía. Buscando inclusión y mejores condiciones de vida para las recolectores que se encargan de reciclar diariamente más de 1200 toneladas de basuras de las 7300 arrojadas por los bogotanos, además indicó que en realidad “esto es la Bogotá Humana”.

 

Porque “este ejercicio de convocar a la comunidad a que decida sobre el destino de sus comunidad y de sus acciones, es muy grato”, resaltó.

 

En pocos minutos Beltrán le explicó al alcalde Petro como funciona este sector de la ciudad alrededor de la basura. “En este sector existen 50 barrios. Hay toda una población, infraestructura, y dinámica en torno al reciclaje, por eso esta localidad podría llamarse la ciudadela del reciclaje”, dijo el funcionario de la Uaesp.

 

En la localidad ya no se encuentran “asentamientos, encontramos barrios”, resaltó Beltrán. Además señaló que una recicladora le dijo que “de 400 lotes que es mi barrio, 350 son familias de reciclaje”, por esa razón el funcionario le pidió al alcalde Petro que aparte de inclusión social se necesita una inclusión de las familias al nuevo modelo.

 

Finalmente concluyó, en medio de aplausos y alegrías de los más de 300 recicladores que se encontraban en el recinto, que “al reciclador lo habían visto como el generador de la basura, como  el marginal” y que esa situación se debe cambiar porque no lo son, “y por eso estamos creando ese vínculo de la administración con ustedes”.

 

Altivos, los asistentes se levantaron para dar inicio formal al cabildo y escuchar las propuestas de sus compañeros. Proposiciones, problemas y posibles soluciones, el tema central, la inclusión laboral.

 

Para el reciclador independiente Gustavo Martínez, el primer agradecimiento fue porque la administración no les ha dado la espalda y los ha “tenido en cuenta”. “Por eso muchas gracias a todos”, dijo.

 

Pero más allá de tenerlos en cuenta el reciclador reconoció que aún hay mucho camino por recorrer. Falto de aire, Martínez se sentía emocionado por la situación y sus compañeros alegres le daban ánimo para continuar.

 

“han usado nuestro nombres para conseguir dinero”, fue la primera denuncia que realizó el reciclador. “Muchas empresas han usado nuestros nombres para sacar provecho, haciéndose pasar por recicladores cuando no son recicladores”. “Nos han usado”, resaltó Martínez.

 

Los recicladores se levantan cerca de las cinco de la mañana y trabajan hasta altas horas de la noche por un salario que no es digno de las condiciones laborales y de la labor realizada por los recolectores. “Y eso es una explotación”, señaló el reciclador independiente.

 

Para Lizzeth Vásquez, vocera del sindicato de mujeres trabajadoras, el otro problema que debe solucionarse con la inclusión laboral, es el de las madres cabeza de familia. “¿Existe prioridad para las madres cabeza de familia recicladoras?”, preguntó. Madres y padres se levantaron y aplaudieron.

 

 

Vásquez también señaló que ellos no sólo quieren ser trabajadores y que de eso se trate la inclusión, sino que quieren ser “y formar parte como accionistas de las empresas que manejarán la basura en Bogotá”.

 

Así pasaron y pasaron voceros de los recicladores exigiendo mejores condiciones laborales y diciendo cuales son los otros problemas que debe solucionar la administración distrital para mejorar las condiciones laborales de los recuperadores ambientales.

 

Los bajos costos en los precios que les pagan por material. Mal manejo de las bolsas para la separación de residuos orgánicos y solidos. Inclusión eficaz porque desde hace muchos años se las prometieron. Veeduría especial para los proyectos de recicladores por que sus derechos no se han cumplido.

 

Los recicladores también denunciaron una mala administración de la Uaesp. Además señalaron  que a partir de esta entidad no se ha dado bien la información del plan de inclusión que se tiene para ellos. Además denuncian que los lineamientos son ”muy técnicos”, y ningún funcionario se ha acercado a ellos a explicarles como se realizará correctamente. “De eso se aprovechan”, señalan.

 

Por su parte el director de la Uaesp, Henry Romero, indicó que “estamos dando la brecha legal” para que los recolectores conozcan las condiciones del plan de inclusión.

 

Romero señaló que con el nuevo modelo de tratamiento de basuras que empezará a funcionar en Bogotá a partir del próximo año, la idea es que el manejo de los residuos ordinarios sea “entregado en su totalidad a la comunidad de recicladores”.

 

Sin embargo, Romero señaló que uno de los principales problemas es trabajar con los cerca de 13 mil recicladores que hay en la capital, ya que la administración quiere tratarlos a todos en “igualdad de condiciones”.

 

El director de la Uaesp también le dijo a los recolectores que la idea es que “a partir del 18 de diciembre (día que terminan los cotratos con las 4 empresas recolectoras) empezar y que nunca más se retroceda, y que la actividad de los recicladores sea remunerada vía tarifa”. El 18 de diciembre la Empresa de Agua y Alcantarillado de Bogotá, EAAB, tomará las riendas de la recolección de basuras de la ciudad.

 

Después llegó el turno para el alcalde Gustavo Petro quien aseguró que su política es para “sacarlos de la pobreza”, convirtiéndolos en “emprendedores, empresarios democráticos, que irán descubriendo los beneficios de la asociación entre trabajadores y empresarios, con un objetivo: volverse más productivos, más rentables, garantizándole a sus familias mas ingresos“.

 

 

“El Distrito quiere meterse de cabeza y hacer que este proyecto se vuelva una realidad, estamos comprometidos para que la sentencia de la Corte se vuelva una realidad” indicó el mandatario. Refiriendose al Auto 275 de 2011 de la Comisión de REgulación de Agua Potable y Saneamiento Básico (CRA), que promueve la formalización y ayuda para conformar empresa por parte de la administración distrital a los recicladores de la ciudad.

 

El alcalde también manifestó que en Bogotá existe un cartel de las “cuatro hermanas”. Aseo Capital, Atesa, Ciudad limpia, Lime. Las cuatro empresas recolectoras de basura de la ciudad que no “quieran soltar” el negocio porque trae ganancias multimillonarias.

 

A cada empresa recolectora le pagan por la cantidad de basura que lleve al relleno sanitario. Por cada “tonelada” que recoja le dan 87 mil pesos, “por esa razón en la ciudad no se ha llevado un verdadero plan de reciclaje”, advirtió al alcalde.  Finalmente, el alcalde dijo que   quiere “ver en el corto plazo, a 14 mil familias juntas defendiendo sus ingresos y su bienestar”.

 

Con la inclusión de los recolectores en el nuevo sistema de aseo que se piensa implantar en la capital, conocido con el nombre Bogotá Basura Cero, se iniciarán procesos para descongestionar la inmensa cantidad de residuos que recibe la capital y así reciclar más del 50 por ciento de desechos solidos y orgánicos que se desperdician diariamente en la capital.