Racismo en Miss América

Miss América 2014 acaba de tener lugar en Atlantic City y, aunque el concurso se ha desarrollado con total normalidad, el final no ha estado exento de polémica.

Anuncios

La ganadora de Miss América, Nina Davuluri, tiene 24 años y es de Siracusa (en Nueva York, EEUU). Sin embargo, la que en este momento se considera la mujer más guapa de América del Norte es de origen indio, característica que le ha valido una larga serie de críticas y comentarios racistas.

 

 

“Si usted es #Miss América, debería ser estadounidense” era una de las numerosas afirmaciones que crecían sin cesar en las redes sociales (especialmente, en Twitter) tras la designación de la joven como ganadora del concurso. Davuluri es estadounidense, pero el origen de la bella dama, que constituye una minoría racial en Norteamérica, ha sido la excusa perfecta para que una horda de tuiteros se ensañe con comentarios racistas. Algunos que, quizás, iban demasiado lejos.

 

 

“Miss 11-S” parece, efectivamente, un tuit que juega con temas demasiado delicados. Tampoco era muy afortunado aquel que decía “Bueno, ahora que ha ganado una musulmana Miss América, Obama debe estar feliz”. El comentario, además, resulta erróneo, ya que la joven no es musulmana.

 

 

Davuluri contaba con el apoyo de una plataforma de diversidad cultural y, en la sección de talentos, para meterse a los jueces en el bolsillo bailó al más puro estilo Bollywood. Hechos todos ellos que, evidentemente, no le restan validez a su nacionalidad estadounidense. La ganadora no ha respondido a las críticas, aunque no le han faltado defensores que han intercedido en su favor.

 

 

Según afirma el Time, el estereotipo de la muñequita rubia ha dejado de ser dominante. Prueba de ello es que entre las competidoras a Miss América había, además, dos mujeres de fisionomía asiática. Según se confirma en el citado periódico, el hecho no debería sorprendernos, ya que los niños blancos nacidos este año en EEUU se han convertido en minoría, según los datos del último censo. Parece que Estados Unidos es, de manera cada vez más patente, un país tremendamente multicultural.

 

 

Cinco curiosidades entorno a diversas Miss América

 

A pesar de todo, este no es un caso aislado. Los casos de controversia, por muy diversos motivos, en el concurso de Miss América han sido numerosísimos. Aquí recordamos algunos de los más flagrantes.

Rima Fakih.

 

Ya en 2010 Rima Fakih tuvo que hacer frente a críticas ofensivas. La joven, entonces ganadora del concurso, era de ascendencia libanesa y los comentarios que se sucedieron tras el concurso no tardaron en relacionarla con el grupo terrorista Hezbolá. Su belleza exótica, alejada del clásico estereotipo americano, la hicieron ganadora de la solicitada corona. La joven participó en el concurso en representación del estado de Michigan.

 

La controversia suscitada por Fakih no terminó cuando fue coronada reina de la belleza. América volvió a escandalizarse cuando salieron a la luzimágenes de la atractiva joven bailando en una barra de striptease (lo que se conoce como ‘pole dance’). Tiempo después, la policía de Michigan arrestaba a Fakih en estado de ebriedad.

 

Bette Cooper

 

Fue la ganadora en 1837. Inmediatamente después de ser elegida como la mujer más bella de Estados Unidos, los periódicos titulaban “Miss América elude su corona”. La joven huyó tras el evento con el que había sido su asistente masculino durante el evento.

Vanessa Williams

 

Fue coronada Miss América en 1984, pero Williams no fue capaz de llegar al fin de su reinado. Tras diez meses como reina de las reinas de Estados Unidos, la bella joven recibió una llamada anónima y amenazante: al parecer, alguien se encontraba en posesión de unas fotos en que Williams aparecía desnuda. Éstas habían sido tomadas en 1982, cuando trabajaba como asistente de maquillaje del fotógrafo Tom Chiapel.

 

El que entonces era dueño de Playboy, Hugh Hefner, rechazó una oferta con las fotos de la miss. Bob Guccione, sin embargo, pagó a Chiapel por los derechos de las imágenes y las publicó en la edición de septiembre del 84 de la revista Penthouse. Aquello le supuso unas ganancias adicionales de 14 millones de dólares.

 

Los medios y los patrocinadores del concurso presionaron a Williams, que renunció a la corona el 23 de julio del mismo año que salió ganadora.

Heather Whitestone

 

Se coronó como la mujer más bella en 1995, convirtiéndose en la primera Miss América sorda. Cuando la presentadora pronunció su nombre no pudo escucharlo, pero leyó los labios y miró a su compañera, Miss Virginia, buscando confirmación.

 

Tras ser nombrada Miss América, Whitestone presentó su programa STARS en todo el país. STARS (en inglés, “estrellas”) son las siglas de ‘Success Through Action and Realization of your dreams’ (“éxito a través de la acción y la realización de tus sueños”). El programa incluye cinco puntos: una actitud positiva, creer en un sueño, la voluntad de trabajar duro, hacer frente a los obstáculos y crear un equipo de apoyo sólido.  Whitestone también ha sido miembro ejecutivo del Comité Presidencial para el Empleo de Personas Discapacitadas.

 

Claire Buffie

 

Fue Miss América en 2011 y se convirtió en la primera ganadora preocupada por los derechos de los homosexuales. Creó una plataforma llamada “Directos a la igualdad: Hablemos” y se convirtió en miembro ejecutivo de la asociación neoyorquina PFLAG, Parents, Families and Friends of Lesbians and Gays (“padres, familias y amigos de gays y lesbianas”. Además, es una voluntaria activa del Safe School Program, que ayuda a reducir el acoso escolar por la identidad de género o la orientación sexual.

 

Tomado de El Confidencial