Notice: Trying to access array offset on value of type bool in /data/confidencialcolombia.com/wp-content/plugins/all-in-one-seo-pack/admin/aioseop_module_class.php on line 1725

"Queremos avanzar en el logro de la paz para Colombia"

La comisión negociadora de las Farc, encabezada por Iván Márquez, fijó su posición en la instalación de los diálogos de paz, en Oslo, que decidirán el futuro del conflicto armado colombiano. 

Un Iván Márquez enfocado en presentar una visión más profunda, de lo que se pensaba, sobre lo que hay que negociar fijó la posición de las Farc en la mesa de diálogo que hoy se instala en Oslo, Noruega. “Queremos avanzar en el logro de la paz para Colombia” podría resumir el ánimo de Márquez y por extensión de las Farc.

Invocando el ideario bolivariano y retomando un estilo marcado por figuras grandilocuentes, el vocero de las Farc, que estuvo acompañado por Andrés París, Rodrigo Granda, Jesús Santrich, de gafas oscuras dada su ceguera, y Marcos Calarcá, mencionó varios temas que si bien están contenidos en el preacuerdo ya firmado por el gobierno y las Farc en la Habana, desbordan en su exposición lo ya contenido en el texto. En un discurso que se extendió por más de 35 minutos y casi dobló el tiempo de intervención de Humberto De la Calle, vocero de la comisión negociadora del Gobierno, se tocaron los siguientes puntos:

Anuncios

Validez de las Farc
En el discurso de Márquez, éste hizo énfasis en la vigencia de la lucha armada del grupo guerrillero toda vez que se consideran una fuerza beligerante y negándose a aceptar la calificación de terroristas que les ha sido dada por la comunidad europea y Estados Unidos.

Así mismo, señaló que siguen siendo un ejército popular que está dispuesto a transformar las realidades socio-económicas del país y que, contrario a lo que se dice, ellos son víctimas el Estado que se han tenido que alzar en armas.

 

Problemas estructurales
La intervención del comandante de las Farc, Iván Márquez, se centró en el señalamiento de los problemas estructurales colombianos enfocándose en la explotación de los recursos naturales y en una fuerte crítica a los megaproyectos minero-energéticos.

Además, fue enfático en la necesidad de comprender el problema de la tierra como una de las coordenadas básicas del conflicto colombiano, dando especial relevancia a la necesidad de asimilar el suelo al concepto de territorio.

 

Modelo Económico
Márquez señaló que el modelo económico neoliberal actual es uno de los escollos más grandes para el desarrollo integral de Colombia. Aseguró que “Hoy vinimos a desenmascarar a ese asesino metafísico que es el mercado” para referirse al papel de la comisión negociadora de las Farc que desde Oslo regresará a La Habana lo antes posible.

 

Simón Trinidad
La exigencia de que Simón Trinidad participe en la mesa de diálogo podría considerarse uno de los puntos neurálgicos de las discusiones toda vez que la comisión negociadora de las Farc lo reivindica como un elemento fundamental. A pesar de que el jefe negociador del gobierno, Humberto De la Calle, sostuvo que ese hecho es un imposible, Márquez se mantuvo firme un su posición durante la rueda de prensa llevada a cabo después de la intervención de ambos voceros.

Marcos Calarcá, miembro de la comisión de las Farc escribió a mano en uno de los rotuladores puestos en la mesa el nombre de Simón Trinidad para indicar la insistencia en esa demanda.

 

Rueda de prensa y Tanja
A diferencia de la comisión negociadora del Gobierno Nacional que solo permitió la intervención del vocero oficial, Iván Márquez señaló que la dinámica de la rueda de prensa de la comisión guerrillera sería colectiva y abierta.

Esta comenzó con la insistencia en la participación de Trinidad en las negociaciones, reiterando la visión de las Farc de que el guerrillero se encuentra detenido injustamente en Estados Unidos.

Acto seguido, las Farc insistieron en que el discurso de Márquez no se sale de los términos del acuerdo previo, punto que se ilustró con la lectura del preámbulo del mismo, por parte de Rodrigo Granda. El vocero de la comisión fariana lamentó que la instalación de la mesa y los posteriores diálogos no se lleven a cabo en el marco de un cese de hostilidades entre las partes, algo que conlleva presiones externas que pueden llevar a entorpecimientos en el proceso de negociación.

Márquez coincidió con la posición asumida por Humberto De la Calle durante la rueda de prensa de la comisión oficial, en la que afirmó que la participación de Tanja Niejmeijer no supone un problema para las negociaciones toda vez que la composición de la comisión negociadora de las Farc es un asunto discrecional del grupo insurgente.

Jesús Santrich también tomó la palabra en la rueda de prensa de la misma manera que lo hizo Andrés París. Las preguntas hechas por la prensa pusieron de presente la validez de la participación de los militares en la mesa de diálogo al ser reconocida la posibilidad de que el General (r) Enrique Mora Rangel pueda hablar de paz ya que conoce la guerra.

Para terminar, Iván Márquez y Jesús Santrich señalaron que un marco jurídico para la paz no puede ser algo confiable toda vez que ha sido creado en el congreso de la república, un ente “corrupto” en palabras de los guerrilleros. Esa afirmación sirvió de preámbulo a la afirmación según la cual Santrich no considera posible hablar en estos momentos de responsabilidad penal de las Farc hasta que no se conozcan los crímenes de los demás actores armados.

De esa manera, la comisión negociadora de las Farc, mostrando una confianza y tranquilidad pasmosas, dio su primer paso para participar oficial y ampliamente en un proceso de paz que continuará con la discusión de la cuestión agraria en La Habana a partir del 15 de noviembre próximo sin que medien presiones o celeridades innecesarias.