Notice: Trying to access array offset on value of type bool in /data/confidencialcolombia.com/wp-content/plugins/all-in-one-seo-pack/admin/aioseop_module_class.php on line 1725

Que el colon irritable no sea cuestión de vida o muerte

En la actualidad muchas personas padecen de problemas de estómago, especialmente de colon irritable, que con el tiempo, por falta de atención o malos cuidados se puede convertir en cáncer de colon.

Aunque en la mayoría de los casos, las enfermedades del colón  tienen un alto componente hereditario, la principal causa radica en la mala alimentación. Una dieta adecuada podría erradicar por completo las dolencias.

 

La comida es de suma importancia, pero muchos no le dan el valor que merece.  Usted debe comer para vivir, no vivir para comer, pues no todos los alimentos son beneficiosos ni cumplen con la función de nutrir y proteger de enfermedades. Aunque ciertas comidas parezcan provocativas, y aparentemente inofensivas, pueden provocarle serias complicaciones, incluso fatales si no se les presta la debida atención.

 

Mario Murcia, médico general, recomienda comer sanamente y sugiere una dieta para personas que sufren de colon irritable, en la cual aconseja evitar consumir comidas rápidas y algunos  alimentos  como lácteos, fritos, lechuga, repollo, coliflor, salsas y condimentos, granos, gaseosas, bebidas oscuras, chocolates, entre otros.  

 

Mirian Moreno, médica nutricionista, dice: “estar sanos es una fortuna, nuestro cuerpo es un regalo, pero si no somos agradecidos con este y descuidamos nuestra alimentación, sufriremos las consecuencias a futuro”.

 

Sin embargo, todo lo anterior no quiere decir que comer sano sea una recomendación exclusiva para personas que sufren de enfermedades del estómago, por el contrario, todos debemos hacerlo. “Muchos esperan a estar enfermos para empezar a cuidarse”, afirma Moreno, y comparte la historia de su esposo, como experiencia de vida.

 

Carlos Mendoza, esposo de Miriam Moreno, sufría de colon irritable por sus malos hábitos alimenticios. Sobrellevaba constantemente fuertes dolores s e hinchazón en el estómago. Mirian le insistía en someterse a una colonoscopia, pero por el temor a dicho examen, él hacía caso omiso a sus recomendaciones. Al pasar los meses sus dolores se volvían insoportables, y después de un año apareció el vómito y la deposición con sangre, tanto así que finalmente se realizó dicho examen.

 

La sorpresa que se llevaron Mirian y Carlos al recibir los resultados confirmaron las sospechas médicas: le diagnosticaron cáncer de colon. Luego de esto, Mendoza tuvo que someterse a una serie de tratamientos para acabar con  la enfermedad, pero desafortunadamente el cáncer ya había hecho metástasis, acabando poco a poco no solo con otros órganos de su cuerpo, sino con su propia vida.

 

El cáncer de colon es frecuente en personas sedentarias, mal alimentadas, con problemas de obesidad y tabaquismo”,  asegura Luis Pedraza, oncólogo. Además, este es uno de los cánceres más frecuentes. En Colombia, por año se registran 1.200 muertes y 400.000 casos nuevos con esta enfermedad, según muestran las estadísticas de salud pública. Y en otros países como Estados Unidos, según el Instituto Nacional del Cáncer, de los Institutos Nacionales de la Salud, se registran anualmente 103.000 casos nuevos por cáncer de colon, y 51.690 muertes por cáncer de colon y recto combinados.

 

Algunos de los síntomas de cáncer de colon, según Mario Gutiérrez, oncólogo, son la pérdida inexplicable de peso, sangrado en las heces -producto de tumores que se forman en el colon-, sensación de llenura continua, malestar estomacal, problemas de digestión, estreñimiento o diarrea en algunos casos, agotamiento físico, constante sensación de náuseas sin razón alguna y producción de gases con hinchazón.

 

Luis Pedraza recomienda para personas que padezcan cáncer de colon, incrementar el consumo de alimentos que contengan bastante fibra, como son el pan integral, las frutas y algunos vegetales. Asimismo, consumir alimentos bajos en grasa. Es importante disminuir las carnes rojas y los embutidos. Pedraza afirma: “hay ciertos alimentos que al cuerpo le toma más tiempo digerir; cuando una persona está enferma lo último que debe comer son carnes, ya que su descomposición es demasiado lenta”.

 

Según Miriam Moreno, “un medicamento natural, cicatrizante y efectivo, es el cristal de la sábila mezclado con papaya”. Se recomienda el aceite de oliva, e igualmente Luis Pedraza sugiere no cocinar con aceites quemados, ya que estos pueden ser cancerígenos. También es importante evitar comer de afán y tratar de no estresarse mucho, pues el estrés afecta el estomago.

 

Finalmente, cada cuerpo es diferente, así que lo que le sirve a usted, quizás a otro no, por eso es necesario que si padece alguno de los síntomas mencionados anteriormente consulte a su médico y no olvide que la comida no debe gobernarlo a usted, sino usted a ella.