Actualidad

Productores rurales necesitan apoyo por parte del Estado en la compra de sus alimentos

Publicidad

La RAPE Región Central iniciará los Foros de discusión del Proyecto de Ley 139 de 2018 – Compras Públicas Locales por los departamentos del centro del país con el propósito que los productores rurales, las organizaciones, los gremios de producción, la academia y las instituciones conozcan el detalle del documento y hagan sus propuestas al mismo, antes de ser debatido en Plenaria de la Cámara de Representantes.

El proyecto busca que los pequeños productores tengan mayor participación en las compras de alimentos que realiza el Estado; pues el Gobierno Nacional, al año, destina cerca de $12 billones para sus programas de alimentación que ejecutan las grandes empresas del sector.

Las jornadas empiezan, desde las 8am, el viernes 15 de marzo en la Cámara de Comercio de Ibagué – Tolima y continúan el lunes 18 en Comfaboy de Tunja – Boyacá. Estas cuentan con el apoyo del Frente Parlamentario contra el Hambre, las Gobernaciones , y la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO)

“Desde la RAPE, como esquema asociativo regional, buscamos que la comunidad participe en aquellas decisiones que los involucra directamente. Consolidaremos los aportes de la Sociedad Civil frente a esta iniciativa, que de aprobarse deberá destinar un porcentaje, que aún está en discusión, de la contratación de los programas alimentarios de las instituciones públicas exclusivamente para productores rurales” indicó Fernando Florez Espinosa, director de la RAPE – Región Central.

En el centro del país hay más de 2 millones de pequeños y medianos productores rurales, de los cuales, según las cifras del último Censo Rural, el 88% tienen ingresos mensuales inferiores a un salario mínimo. Sus productos pasan, muchas veces, hasta por 8 intermediarios para llegar al consumidor final; lo que se traduce en un sobrecosto exagerado de los precios que se pagan para llegar a los hogares, y que a la vez dejan de recibir los cultivadores.

Es por esto que el Frente Parlamentario Contra el Hambre busca contribuir con el cierre de esta brecha impulsando este Proyecto de Ley en el Congreso de la República que abrirá la puerta para que los agricultores campesinos, indígenas, afros y raizales participen como proveedores en las compras de alimentos que se realizan el sector público.

*La Región Central, una despensa agroalimentaria

Publicidad

Los campesinos del centro del país serán los más beneficiados de esta iniciativa; pues hacen parte de los principales departamentos productores de alimentos Colombia:

En la Región Central se producen mensualmente 10.289 toneladas mensuales de frutas y verduras.

Según los estudios de soporte del Plan Maestro de Abastecimiento de Bogotá, a la capital ingresan diariamente 7.600 toneladas de alimentos, de los cuales casi el 83% proviene de los departamentos que conforman la Región Central. Cundinamarca 48%, Boyacá 19%, Meta 12% y Tolima 3%.

El principal cultivo transitorio sembrado en la Región Central es el de papa, con 108.847 ha, lo cual representa una producción de 1.829.705 toneladas. Siendo Cundinamarca el que mayor área tiene, con el 59,4 %, seguido de Boyacá con el 38,8 % y Tolima con el 1,8 % del área sembrada, lo que significa más de 6000 toneladas. Comparando las cifras totales de área sembrada y producción de este cultivo en el país, la región contribuyó con cerca del 70,9 %.

El segundo cultivo transitorio de importancia respecto al área sembrada reportada es el maíz con 91.232 Ha, seguido de frijol con 20.156 Ha; entre otros como la arveja, cebolla bulbo, cebolla de rama, haba, tomate, yuca y zanahoria.

Previous ArticleNext Article