Proceso de paz "no tiene marcha atrás", Santos

Desde Washington, donde adelanta una visita oficial a Estados Unidos, el Presidente Juan Manuel Santos señaló que pese a que los acuerdos de paz están por firmarse, teme que señalamiento políticos, desinformación y otros factores puedan truncar el proceso de La Habana.  

Anuncios

El Jefe del Estado colombiano durante el encuentro con Centros de Pensamiento de Estados Unidos, Think Tanks en Washington, afirmó este miércoles que el proceso de paz que se adelanta en La Habana entre el Gobierno Nacional y las Farc ya no tiene marcha atrás.

 

“Hoy por hoy nos encontramos en un momento en que (el proceso de paz) no tiene marcha atrás”, señaló el Mandatario.

 

No obstante, el Presidente Juan Manuel Santos admitió que el proceso de paz “ha sido bastante difícil”. Reconoció el costo político que su administración ha tenido que pagar con la puesta en marcha de las negociaciones para terminar el conflicto, y desvirtuó señalamientos proferidos en su contra desde algunos sectores políticos del país.

 

“Algunas personas me están acusando de que estoy regalando el país. Y yo pregunto: ¿Qué estoy regalando?”, cuestionó el Presidente de la República.

 

Asimismo, lamentó que ciertos sectores propaguen información equivocada respecto a las negociaciones que se llevan a cabo en Cuba.

 

“Es muy fácil dar información errada y esta información errada a veces se va propagando. La política a veces trata de no brindar la información idónea y ello podría dañar el proceso de paz”, indicó.

 

Explicó que el Gobierno Nacional tiene bien establecidas las líneas que no debe sobrepasar para alcanzar la terminación del conflicto.

 

“No estamos negociando nada que tenga que ver con nuestras instituciones políticas ni democráticas, ni con nuestra política inversionista, ni tributaria”, aseveró.

 

Aseguró que el Gobierno “no hablará acerca del Ejército o las Fuerzas Militares con la guerrilla. Sencillamente no lo haré, no lo hice y no lo haré”.

 

Igualmente, el Presidente Santos afirmó que el acuerdo de justicia pactado en La Habana contempla condenas y sanciones para los máximos responsables de delitos en el contexto del conflicto colombiano.

 

“Después de arduas negociaciones pudimos llegar a un acuerdo en cuanto a un sistema judicial especial en donde aquellos que tengan mayor responsabilidad serán investigados, juzgados y condenados, y pagarán sus sanciones”, indicó.

 

El Jefe del Estado colombiano resaltó la importancia de establecer el máximo de justicia que permita alcanzar la paz en Colombia y destacó que las actuales negociaciones ubican a las víctimas en el centro de la resolución del conflicto.

 

“Hay preguntas acerca de cuánta justicia estamos sacrificando. Esta es siempre la pregunta más difícil en cualquier negociación de este tipo. ¿En dónde trazamos la línea entre paz y justicia?”, dijo.

 

Subrayó que las víctimas tendrán “derecho a la verdad, derecho a reparaciones, derecho a justicia y derecho a la no repetición. Y nosotros pusimos a las víctimas en el centro de las negociaciones”.

 

El Presidente de la República manifestó su sorpresa ante la disposición de las víctimas del conflicto armado a perdonar a los perpetradores.

 

“Las víctimas son las más dadas a perdonar y a reconciliarse. Ellos no quieren que otras personas sufran lo que han sufrido ellos”, reveló.

Anuncios